Sube el Euríbor, baja el euro

Sube el Euríbor, baja el euro

Este lunes, el Euríbor ha tocado máximos de abril de 2012 disparándose hasta el 1,344%, su mayor nivel diario desde el citado mes.

Anticipa, de este modo, la próxima subida de tipos de interés que el Banco Central Europeo (BCE) previsiblemente aplicado en su reunión de setiembre.

Lo mismo sucedió en julio arrastrado por el incremento del precio del dinero en 50 puntos básicos del pasado 21 del séptimo mes del año.

Así, el Euríbor, que por primera vez desde febrero de 2016, en abril se situaba en positivo en tasa diaria, marcó este lunes un nuevo techo.

El BCE sorprende y sube los tipos 50 puntos básicos

Y es que los mercados están descontando ahora una nueva subida de tipos de 50 puntos básicos.

Sería el segundo incremento, tras constatarse que la primera subida del precio del dinero no fue suficiente para contener la tendencia de la inflación.

En julio escaló a su máximo histórico del 8,9% para el conjunto de la zona euro.

Después de la primera subida, el tipo de interés para sus operaciones de financiación se situó en el 0,50%. Asimismo, la tasa de depósito se elevó hasta el 0% y la de facilidad de préstamo, el 0,75%.

Así las cosas, el índice de referencia de la mayoría de las hipotecas a tipo variable en España registra una media mensual provisional del 1,125%.

Y eso que faltan seis sesiones para cerrar agosto. Si termina de este modo, se convertiría en el mayor nivel desde junio de 2012, cuando escaló hasta el 1,219%.

Por otro lado, el euro ha vuelto a perder la paridad frente al dólar por las perspectivas de un creciente riesgo de recesión en la zona euro.

Así, el cambio de la divisa europea frente al ‘billete verde’ llegó a caer este lunes hasta los 0,9992 dólares, desde los 1,0034 del cierre anterior.

No obstante, después de que abrieran las bolsas europeas, el euro recuperaba parte del terreno y pasó a cambiarse por 1,0010 dólares.

Con todo, Isabel Schnabel, representante alemana en el directorio del BCE, apuntó la semana pasada que no se aprecia “ninguna indicación de una recesión prolongada”.

Pese a ello, admitía que existían señales de una desaceleración del crecimiento de la eurozona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.