Reforma laboral: ya hay acuerdo PSOE-Unidas Podemos

Reforma laboral: ya hay acuerdo PSOE-Unidas Podemos

Hace una semana, la primera reunión entre PSOE y Unidas Podemos sobre la reforma laboral acababa sin acuerdo, pero este martes se ha alcanzado un pacto.

Los socios del Gobierno de coalición han cerrado un acuerdo incluyendo la “derogación” en el comunicado conjunto. Un pacto que han sellado Pedro Sánchez y Yolanda Díaz y, por tanto, también Nadia Calviño.

Ha pasado semana y media de tiras y aflojas de socialistas y morados con declaraciones cruzadas. Mientras que Calviño establecía los cuatro puntos fundamentales para la reforma, Díaz se reafirmaba en su compromiso de derogar la norma de 2012.

Este martes, el presidente había convocado a las dos vicepresidentes involucradas en la reforma laboral. Al encuentro también asistirán los titulares de Hacienda, Seguridad Social y Educación.

Era clara la voluntad de todos de alcanzar un acuerdo para, así, cumplir con el pacto de Gobierno suscrito al comienzo de la legislatura. Además, por primera vez se sentarán en la mesa del diálogo social otros ministerios además del de Trabajo.

Con todo, en este encuentro se han tratado las líneas políticas generales. Lo más duro llegará cuando se hable de los detalles de la reforma. En la tarde de este martes se reúnen los representantes de Trabajo, Economía y Seguridad Social para preparar la mesa del diálogo social del miércoles.

Las negociaciones comenzaron el 17 de marzo, alcanzándose cierto consenso con el que coincidían los sindicatos. Incluso la patronal participaba de ese acuerdo, aunque en menor medida. Para los empresarios la pieza clave es la negociación colectiva.

No se puede derogar íntegramente la reforma laboral de 2012

Y es que en cierto modo todos admiten que técnicamente no es posible derogar íntegramente la reforma laboral aprobada por el PP en 2012. No se puede dejarse legislación laboral a un país hasta que se elabore otro marco.

De hecho, la Comisión Europea no puesto en duda que vaya a haber un cambio en el ordenamiento jurídico laboral. Más bien, al contrario, dio luz verde al llamado ‘Componente 23’ del Plan de Transformación y Resiliencia.

Ahora toca abordar el contenido completo, aspecto en el que se centrarán en primera instancia los negociadores en el seno del Gobierno. Una vez que haya acuerdo, deberá tratarse con la patronal y los sindicatos.

De lo que ya no hay duda es que Díaz dirigirá la negociación con los agentes sociales, como así lo decidió el presidente. Sin embargo, también participarán los ministerios convocados a la reunión de este martes.

En lo que parece que también coinciden todas las partes es en que la reforma laboral no quedará tal cual. Desde el Ejecutivo llevan días apuntando a que se puede “modernizar” y que sea más favorable para todas las partes.

A ese respecto, los mayores obstáculos estarán en la prevalencia del convenio de empresa sobre el del sector. Asimismo, en la ultra actividad, a la vez que en el marco de las relaciones laborales mientras un convenio caduca y se negocia un nuevo. En este punto siempre han propuesto límites quienes deben elaborar la reforma laboral.

Por otro lado, a falta de lo que se negocie con la patronal, todos coinciden en que es necesario un cambio radical en la temporalidad y en la precariedad.

Los empresarios, en principio, se oponen a aquellos puntos que ya conocen, argumentando que crearían “rigidez” en el mercado de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.