Los Presupuestos superan la primera votación en el Congreso

Los Presupuestos superan la primera votación en el Congreso

Los 198 diputados que han votado en contra de las enmiendas de totalidad presentadas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 permiten que el proyecto siga su tramitación parlamentaria.

PSOE, Unidas Podemos, ERC, Ciudadanos, PNV, Bildu, PDeCAT, Más País-Equo, Compromis, PRC, Nueva Canarias y Teruel Existe han podido más que los 150 votos de PP, Junts, Vox, CUP, BNG, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias.

Las siete enmiendas a la totalidad se basaban en motivos diferentes, a pesar de lo cual se han votado, y rechazado, de tirón. En definitiva, todas pedían la devolución del proyecto de Presupuestos al Gobierno.

Para llegar a la votación han transcurrido dos días de debates parlamentarios que se iniciaron con la defensa del proyecto presupuestario por parte de María Jesús Montero, ministra de Hacienda.

Se estaba ante un escenario distinto al de enero de 2019 y cada fuerza política tenía diferentes argumentos para sostener el sentido de su voto. De un lado, la situación provocada por la crisis sanitaria del coronavirus.

De otro, en el caso de los partidos independentistas, el talante que muestra el Ejecutivo del Pedro Sánchez. Una cuestión, ésta, que provoca fricciones, no sólo en el independentismo catalán, si no en el seno del propio PSOE.

En 2019, los Presupuestos pactados con Unidas Podemos los tumbó la oposición en primera votación. Con ella, la convocatoria de elecciones del 28 de abril.

Como decimos, la situación es diferente ahora. El Gobierno de coalición se aseguró traspasar esta primera votación con una mayoría holgada, como así ha quedado demostrado, con casi dos tercios a favor.

Con todo, ahora comienza la verdadera negociación. Superar este primer trámite solo garantiza que las Cuentas serán tramitadas. Para su definitiva aprobación, los socios de la alianza del Ejecutivo tendrán que buscar nuevos acuerdos que aseguren que los Presupuestos salen adelante.

El siguiente paso es el estudio del proyecto en ponencia. Un trámite que se llevará a cabo a puerta cerrada, en la comisión correspondiente, y en la que se debatirán las enmiendas parciales.

Superada esa fase, el paso definitivo en la semana del 30 de noviembre en el Pleno del Congreso. Entonces, se debatirán y votarán cada una de las secciones de las Cuentas públicas.

El Gobierno tendrá que garantizarse una mayoría estable para salvar todas y cada una de las votaciones. No hay que olvidar que, si se rechaza el presupuesto de un ministerio, todo el proyecto se viene abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.