“Diez contra cinco”, por Francisco Estepa Vílchez.

Francisco Estepa Vílchez.

Ciertamente, que me cuesta encontrar palabras para expresar mi opinión sobre el “circo” que estamos viendo en relación a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso de los Diputados. Ante la situación excepcional que estamos viviendo, más parecida a un escenario de guerra, que a otra cosa, no comprendo cómo algunos políticos siguen anteponiendo sus intereses partidistas y de estrategia electoral, frente a la realidad de miles de fallecidos y cientos de miles de afectados por la situación económica derivada de la crisis sanitaria y sus consecuencias en la economía de las empresas y de las familias.

Me resulta sorprendente, que Ciudadanos, un partido que gobierna en algunos lugares con el apoyo de esa ultraderecha que prefiere el régimen franquista, a la Democracia actual, se oponga a apoyar unos presupuestos claramente orientados a proteger a la ciudadanía, los derechos sociales y reactivar la economía, por el simple hecho que se cuenten también con el apoyo de partidos minoritarios independentistas, haciendo malabares circenses para disimular que, al igual que el Partido Popular, no saben hacer oposición sin la muletilla de la disuelta ETA o de la desaparecida Unión Soviética.

Los extremos, por la derecha o por la izquierda, no son buenos para el progreso y por eso es necesario que se lleguen a acuerdos y consenso en las cuestiones que unen por el bien general, ya sea con el apoyo de BILDU, VOX o Perico el de los palotes, porque 12.000 millones para economía verde, energías renovables y eficiencia energética son progreso, porque 12.400 millones para I+D+i y Digitalización económica son progreso, porque más de 2.000 millones en becas es justicia social y progreso, mejoras en sanidad, pensiones, dependencia, educación y tantas cosas que contemplan estos presupuestos, hacen que esconderse tras la figura de ETA o BILDU, convierta a esos políticos en rehenes del pasado, un pasado que los demás ya hemos superado y al que ganamos la batalla.

Sinceramente, me parece ridículo que 5 Diputados de BILDU puedan condicionar de esta manera el futuro de nuestro país, gracias a la falta de miras de Ciudadanos que tiene 10 Diputados, en un Congreso de 350 Diputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.