Presidentes regionales del PSOE no quieren que se ceda con los independentistas

Presidentes regionales del PSOE no quieren que se ceda con independentistas

Ayer arrancó el debate de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso con el respaldo de los independentistas y Ciudadanos. El Gobierno se asegura, así, que las enmiendas a la totalidad no serán un obstáculo para sacar adelante las Cuentas.

Un apoyo incluso más amplio que el que facilitó la investidura de Pedro Sánchez. Sin embargo, habrá que negociar los Presupuestos, entre otros, con los independentistas catalanes, vascos y con la formación naranja, pese a que permitirán su tramitación.

Ahí es donde el Ejecutivo encontrará con escollos. Deberá decidir si se inclina por la vía de ERC y EH Bildu o, en cambio, lo hace por la de Ciudadanos.

Inés Arrimadas, líder de la formación naranja, encareció ayer el precio de su voto a favor. Un claro intento de sacar rédito electoral cara a las elecciones en Cataluña.

Desde Moncloa juegan a vender que las dos vías son compatibles ya que lo importante es sumar “a la mayor cantidad de partidos posible”. A pesar de ello, criticó los “vetos cruzados” de Arrimadas. Consideran que lo que “interesa a los españoles es el para qué y no con quién” se aprueban los presupuestos.

Con todo, su compromiso que es “estudiar todas las enmiendas” de aquellos grupos que evitarán la devolución del proyecto al Gobierno. Es decir, las que presenten los republicanos catalanes y las de Ciudadanos.

En cambio, las dificultades pueden encontrarse en el propio seno del PSOE. Todavía con un perfil bajo, las presiones de los barones territoriales socialistas empiezan a hacerse oír. Entienden que son unas Cuentas negociadas “a cualquier precio”.

Guiños a los independentistas

Lo sustentan en algunos guiños a los independentistas, como que el castellano deje de ser lengua vehicular en Cataluña en la Ley Celaá. También, que ese baraje la reforma de los delitos de sedición y, así, rebajar las condenas en el Código Penal.

Es más, algunos presidentes socialistas consideran que sobrevuela el indulto para los políticos condenados por el procés. Entienden que es algo de extrema gravedad, lo que suscita tensiones con Moncloa.

No obstante, el pulso territorial que en su momento prevaleció para que Pedro Sánchez desistiera de su idea de pactar con quienes pretenden “la autodeterminación y las consultas que buscan el enfrentamiento” apenas persisten.

Además, cuando la investidura, se aceptó la vía de los soberanistas y abrazar a Podemos por la negativa del PP y Ciudadanos. Ahora el escenario es distinto. De hecho, Javier Lambán, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara, presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, respectivamente prefieren abiertamente pactar con Arrimadas.

Tal es así que el martes, en una entrevista en Onda Cero, el primero de ellos definió a ERC como un “aliado inquietante”. En cambio, a Ciudadanos lo calificó como un “socio tranquilizador”.

“Recurrir a quienes no creen en ese proyecto de país siempre entraña dificultades añadidas”, advirtió. Lambán no está de acuerdo con vincular los Presupuestos a que se arrincone al castellano en Cataluña. Igual que él, otros líderes socialistas territoriales reniegan del precio a pagar por según qué apoyos.

2 thoughts on “Presidentes regionales del PSOE no quieren que se ceda con los independentistas”

  1. Estos tres señores siempre intentarán poner pegas a lo que haga Pedro Sánchez. No le han perdonado que movilizase a las bases en contra de los «barones» y ganase las primarias. Pero si les gusta Ciudadanos que se vayan con ellos. Estoy segura que se identificarán más con sus políticas que con las de un PSOE de izquierdas. Otra forma de evitar que los nacionalistas (partidos perfectamente legales) sean imprescindibles es cambiar la Ley Electoral: una persona, un voto. Peo claro esto a los partidos mayoritarios no les interesa. Pues a tragar entonces.

  2. Opiniones interesadas. La militancia y la ciudadanía quieren acuerdos y los políticos tienen además de el deber de no crispar cumplir con las demandas de la mayoría y si no están de acuerdo irse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.