Las medidas anticrisis que ha aprobado el Gobierno

Las medidas anticrisis que ha aprobado el Gobierno

El Consejo de Ministros extraordinario de este sábado ha aprobado un paquete de medidas anticrisis que incluye novedades, además de mantener las anteriores.

El propio Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo, anunció desde Bruselas que este sábado se aprobarían las nuevas medidas, que se extenderán hasta final de año.

Este nuevo paquete para afrontar la subida de la inflación como consecuencia de la guerra de Ucrania tendrá un coste de 9.000 millones de euros.

Por tanto, el conjunto de las medidas anticrisis vigentes desde el 1 de abril junto a las añadidas ahora supondrá un coste de 15.000 millones.

Con ello se pretende contener el alza del Índice de Precios de Consumo hasta que termine el año en un 3,5%.

Así, se mantienen las medidas relacionadas con la electricidad. Entre ellas, la ampliación del descuento del bono social o la suspensión del impuesto sobre el valor de la producción Asimismo, la reducción al mínimo del impuesto de la electricidad.

Respecto a los carburantes, se mantiene la subvención de 20 céntimos por litro de combustible.

Además, se mantienen las ayudas del Ingreso Mínimo Vital o la prohibición de cortar el suministro de energía.

También el límite a la subida de los alquileres o que el aumento de los costes energéticos no suponga una causa de despido. Esto último, en empresas que dependen de la Administración.

Por otra parte, se sigue aplicando la medida del aplazamiento de pago de cuotas a la Seguridad Social, que se prorroga hasta setiembre.

Asimismo, se aprueban ayudas directas a la industria gasintensiva y se prórroga las ayudas a la sequía. Además, se amplían las ayudas a los afectados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

Las nuevas medidas anticrisis

Entre las novedades, el propio Sánchez ha ido desgranando las medidas anticrisis que se incorporan al nuevo decreto.

Así, se ha aprobado una reducción del 50% del precio de los abonos mensuales de transporte en empresas estatales y del 30% de las autonómicas.

La idea es fomentar el uso del transporte público. Para ello, a partir del 1 de setiembre todos los abonos mensuales y de cualquier tipo del transporte estatal tendrán una reducción del 50%. Es el caso de Renfe.

Esa reducción será del 30% para los abonos en los transportes que dependen de ayuntamientos y comunidades autónomas. No obstante, este descuento se puede ampliar con recursos propios hasta el 50%.

Otra medida, esperada, era la subida del 15% de las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas. Esto supone un aumento de 60 euros mensuales, es decir 360 euros hasta finales de año.

Asimismo, se dispone una ayuda de 200 euros para personas que residan en hogares con rentas inferiores a 14.000 euros.

Esta medida se dirige a autónomos, empleados y desempleados de bajos ingresos y se podrá solicitar desde julio. Además, se limita el precio máximo del butano.

Otra medida esperada era la de la bajada del IVA del 10% al 5% en la electricidad.

Asimismo, el polémico impuesto para gravar los beneficios de las grandes empresas energéticas.

De este modo, el Gobierno va a presentar un nuevo tributo que gravará “los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas”.

La intención es que entre en vigor el 1 de enero de 2023 para “garantizar un reparto justo de recargas”.

Sánchez ha argumentado que este impuesto “sintoniza con la opinión pública del país, con las medidas adoptadas por otros países del entorno”. A su vez, “atiende a recomendaciones de la OCDE, la Unión Europea y el FMI”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.