El fin de las mascarillas, ahora sí

El fin de las mascarillas, ahora sí

Ahora sí ha llegado el anunciado fin del uso obligatorio de las mascarillas en todos los ámbitos de la vida cotidiana. A partir de este miércoles deja de ser obligatoria en interiores.

Es tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y una vez que el Consejo de Ministros de este martes aprobó su supresión.

Las mascarillas nos han acompañado durante más de dos años en nuestra vida cotidiana. Salvo excepciones, su uso era obligatorio tanto en interiores como en exteriores.

Sólo se podía ir sin ella en casos como la práctica de deportes. Aun así, muchos nos las poníamos para ello. Tras casi dos años, desapareció en exteriores, salvo excepciones, sólo quedaba el paso que se ha dado ahora.

Este 20 de abril es “un día importante en el que se siguen superando etapas” de la epidemia, ha comentado Carolina Darias, ministra de Sanidad.

No obstante, aunque “es un paso más en la evolución de la pandemia” no hay que olvidar que “la Covid-19 sigue entre nosotros”.

Sin embargo, explicó Darias, “evoluciona de manera positiva y los indicadores marcan un nivel bajo con carácter general, estable en la mayoría del territorio”.

“Seguimos avanzando desde la prudencia pero también desde la progresividad”, señaló la ministra.

Con todo, la medida es “muy meditada” pero es el “momento adecuado”, insistió. “Nos encontramos en un contexto epidemiológico favorable que permite la flexibilización del uso de las mascarillas”, añadió.

No se ha esperado al impacto de la Semana Santa

La “altísima cobertura vacunal de nuestro país, que ha cambiado las características de la pandemia”, ha propiciado adoptar esta medida.

Además, “la gravedad de la enfermedad ha descendido de manera importante por el impacto positivo de las vacunas”, agregó.

Cabe reseñar que no se ha esperado a ver el impacto de la Semana Santa en la evolución de la epidemia. “Hace un año teníamos un 21 por ciento de ocupación de UCI y hoy es del 4 por ciento. Ha podido haber alguna oscilación en la incidencia pero no se ha producido un elevado incremento en la ocupación hospitalaria”, comentó.

“Es una medida de acuerdo con las personas expertas de la Ponencia de Alertas”, indicó. Asimismo, “contó con la práctica unanimidad de los miembros del Consejo Interterritorial”, relató.

Excepciones en que sí es obligatorio el uso de mascarillas

Dicho esto, hay excepciones a la supresión de la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores. Es el caso de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, como hospitales, centros de salud, centros de transfusión de sangre o farmacias.

No obstante, en los centros hospitalarios, los pacientes ingresados no tendrán que llevarla puesta cuando estén en sus habitaciones.

Asimismo, en centros sociosanitarios como residencias de personas mayores, pero no será obligatoria para los ancianos. Sí, en cambio, para trabajadores y familiares de visita.

Además, seguirá siendo obligatoria en todos los transportes públicos, si bien no en los andenes. En el caso de los barcos, tendrá que llevarse cuando “no se pueda mantener la distancia de 1,5 metros”.

Dejó de ser obligatoria en los recreos el 10 de febrero

La más importante novedad es la desaparición completa en el entorno educativo. De hecho, “ya no era obligatoria en recreos y ahora tampoco lo será en todos los ámbitos de los centros educativos”, apuntó Darias.

A partir de este miércoles, los estudiantes pueden dejársela en casa, salvo que vayan a utilizar el transporte público.

Tampoco será de uso obligado en el entorno laboral. En todo caso, se deja en manos de los responsables de prevención de riesgos laborales de las empresas adoptar otras medidas.

Así, las mascarillas dejan de acompañarnos en la inmensa mayoría de los entornos de nuestras vidas diarias. No obstante, se aconseja un “uso responsable” en determinados ambientes, como los eventos deportivos masivos.

Asimismo, se aconseja su uso en población vulnerable, como mayores de 60 años, personas inmunodeprimidas o con enfermedades de riesgo o embarazadas.

“Mañana podremos desprendernos en interiores de las mascarillas y mostrar nuestros rostros y nuestras sonrisas”, ha celebrado Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.