El equipo de Feijóo desconfía de Ayuso

El equipo de Feijóo desconfía de Ayuso

Cunde en el entorno de Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, la desconfianza hacia Isabel Díaz Ayuso, su homóloga de la Comunidad de Madrid.

La presidente se ha comprometido a no presentarse al congreso nacional del PP con el fin de facilitar al político gallego su elección como líder del partido.

En cambio, aseguran desde el entorno de Feijóo que no confían en su palabra. “En tres días puede cambiar todo. Mira lo que ha pasado con Casado”, señalan no sin razón.

Cierto es que el presidente gallego todavía no es el líder del partido pese a que casi todos los ‘barones’ le han mostrado su apoyo. Sin embargo, según algunos sociólogos, la militancia se decanta por Ayuso.

Ayuso se comprometió a no obstaculizar

Según fuentes del entorno de Feijóo, la presidente madrileña se comprometió telefónicamente con él a no entorpecer el liderazgo del mandatario gallego.

En cambio, razonan, “no tenía otra opción” porque su primer objetivo era “echar a Casado”. Eso se ha logrado y la cúpula del PP cayó.

La segunda parte de esta historia consistiría, creen, en conseguir que se adelante el congreso del partido en Madrid. De este modo, se convertiría en la jefa de los populares en la región, importante para las siguientes partes, que son las que temen.

En la trastienda del PP madrileño se situaría Miguel Ángel Rodríguez, director de gabinete de Ayuso. Su intención no es otra que convertir a la jefa del Ejecutivo madrileño en la primera presidente del Gobierno español.

De paso, se convertiría él mismo en el Iván Redondo que estuvo detrás de Pedro Sánchez. Por tanto, en el entorno del líder gallego temen que sea ahora cuando quiera asaltar La Moncloa.

Ciertos hechos del pasado pueden lastrar a Feijóo

Además, existen otros temores. Por ejemplo, imágenes de Feijóo con personajes cuestionables, como Marcial Dorado, condenado por narcotráfico, que podrían volver a salir a la luz. Eso lastraría sus pretensiones políticas.

Por contra, el asunto del hermano de Ayuso, si sigue en el candelero, ayudaría a tenerla controlada. En eso confían desde Santiago de Compostela.

No obstante, no parece que importe mucho porque desde Génova apuntan que no hay ilegalidad en el negocio, aunque no quede “bonita” la foto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.