Detenidas 80 personas de una entidad financiera que estafó a decenas de clientes

Detenidas 80 personas de una entidad financiera que estafó a decenas de clientes

Defraudó más de 2,5 millones a sus víctimas.
Entre los detenidos por la Policía Nacional ayer del chiringuito financiero, se encuentran los tres máximos dirigentes de esta organización que se dedicaba a estafar de forma masiva a través de páginas web que imitaban la operativa de los mercados bursátiles, permaneciendo activa hasta que la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV, advertía de que carecían de la licencia para prestar servicios de inversión. Mediante un comunicado, la Dirección General de Policía a informado de que se ha detenido a los principales brokers de esta organización y llevado a cabo ocho registros en Madrid y Málaga, en el marco de una investigación que arranco en septiembre de 2016 cuando se tuvo conocimiento de una denuncia por estafa presentada en una comisaría de Valladolid. Las pesquisas fueron avanzando y recogiendo denuncias con la finalidad de conectar los datos denunciados, detectar la sede de las oficinas e identificar el método utilizado.
Así, se dedujo que se trataba de un fraude tipo Boiler Room o chiringuito financiero, una modalidad de negocio que necesita una organización jerarquizada en la que los escalones más bajos hacen llamadas agresivas, normalmente a pequeños empresarios y ahorradores, y ofrecen inversiones en productos financieros “altamente rentables y con un supuesto bajo riesgo”. Sus brockers disponían de unos guiones preestablecidos para dar respuesta rápida a cualquier duda que se plantease y conseguir la finalidad última que era “exprimir económicamente” a sus clientes.

Ofrecían asesoramiento financiero
Su forma de trabajo consistía en ofrecer asesoramiento financiero a sus clientes para que les transfirieran dinero y realizar inversiones. Diseñaron páginas webs atractivas, con nombre inglés y datos de contacto en el extranjero, dónde los clientes podían abrir una cuenta y hacer realizar operaciones en un mercado virtual aunque no se podía llevar a cabo ninguna inversión. Pero estas páginas se utilizaban durante un tiempo limitado, hasta que la CNMV publicaba una advertencia informando que había una página web determinada que no disponía de la licencia para prestar los servicios de inversión. Una vez que esto sucedía, cerraban la página y habrían una nueva con denominación no relacionada con la anterior y transferían los clientes, iniciándose, de nuevo, la labor por parte de los brokers para captar potenciales clientes ofreciendo distintos productos financieros, opciones binarias o sobre determinadas materias primas u oro, maíz o petróleo, con el argumento de una alta rentabilidad y riesgo mínimo.
Tal era la agresividad del personal que, si se topaban con clientes especialmente precavidos, trataban de convencerles argumentando que incluso ellos mismos invertían en el producto que ofertaban, y, si aún así no funcionaba la treta, llegaban a descalificar al cliente diciendo que tenían insuficientes conocimientos en materia de inversión. El objetivo final siempre era que cada cliente debía ser explotado hasta que reclamaba recuperar lo invertido o disponer de sus ganancias, momento en el que le comunicaban que habían perdido todo. Según el informe policial, enviaban unas cláusulas draconianas de unos contratos que los clientes “nunca firmaron y dejaban de atender sus llamadas”.

Dos de los responsables tenían antecedentes policiales
De hecho, uno de ellos había sido condenado con sentencia firme en 2017 por estafa, mientras que el tercero es abogado. Además, la investigación se encontraba con dificultades debido a los cambios de sedes de las oficinas desde donde operaban, los domicilios particulares de los máximos responsables y varios locales en Madrid y Málaga y, una vez localizados, se registraron e incautaron numerosa documentación que se empleaba para llevar a cabo el fraude, contratos de las sociedades y listados de personas contactadas, y material informático. El informe policial subraya que la actividad de los detenidos “quebraba la confianza” en los mercados financieros y sus profesionales, creando una falsa expectativa sobre un producto tan complejo como las opciones binarias. Tal es así que recientemente la CNMV ha publicado una circular diciendo que con carácter general “no resultan adecuados para clientes minoristas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.