La Fiscalía alemana registra las sedes de Porsche por manipulación de las emisiones contaminantes

La Fiscalía alemana registra las sedes de Porsche por manipulación de las emisiones contaminantes

Tres personas son sospechosas de cometer delitos de “fraude y publicidad ilegal”.
El breve comunicado de la Fiscalía de Stuttgart se refiere a “la manipulación del sistema de control de emisiones de vehículos diésel”. Una de las personas investigadas es miembro de la Ejecutiva de Porsche, una segunda es un alto ejecutivo y el tercero dejó de trabajar para la marca. Por su parte, un portavoz de la compañía ha asegurado que “Audi y Porsche cooperan completamente con las autoridades” y ha confirmado que la policía ha recuperado documentos en las instalaciones de Stuttgart y, de Audi, en Ingolstadt.
Después de estallar el escándalo de las manipulaciones de gases tóxicos en Volkswagen, la Fiscalía alemana realizó registros en las oficinas de esta compañía, además de en Audi, BMW y Daimler, pero todavía no se había procedido en la marca filial de Volkswagen, aunque viene siendo investigada desde julio de 2017 por sospecharse estaban manipulando las emisiones de gases, a lo que se añade la sospecha de la comisión de delitos de “fraude y publicidad ilegal”, lo que ha quedado confirmado después del registro efectuado.

Varios modelos bajo sospecha
En otoño de 2016, Porsche retiró miles de unidades del modelo Macan, un todoterreno del que se sospechaba que no cumplía las normativas de emisión permitidas. En julio de 2017, Alexander Dobrindt, entonces ministro de Transportes, prohibió la venta de una serie del modelo Cayenne, con motores diésel TDI de 3.0 litros, fabricados por Audi. Entonces, Dobrindt dijo estar “asombrado ante la acumulación de escándalos que golpean al sector de la industria automotriz alemana”. Se descubrió un dispositivo ilegal que identificaba cuando el vehículo estaba en el banco de pruebas, activando entonces una “estrategia de precalentamiento”, lo que no sucedía cuando estaba en carretera. Por si se vio obligado a revisar cerca de 22.000 unidades en toda Europa y asumir los gastos de la revisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.