Casado dice adiós al Congreso

Casado dice adiós al Congreso

La sesión de control al Gobierno de este miércoles fue con seguridad la última a la que asiste Pablo Casado como líder de la oposición.

Al menos, él se ha despedido el Congreso en un tono solemne con un discurso que ha arrancado el aplauso de la bancada popular.

Se ha ido quedando solo en la guerra interna del PP y parece asumir que tiene que dejar el liderazgo del partido. Este martes fueron dimitiendo varios cargos orgánicos de la formación conservadora, entre ellos, Teodoro García Egea.

La tarde de este miércoles Casado se reúne con los ‘barones’ territoriales que le dirán que abandone el cargo y convoque un congreso extraordinario.

Así lo hará el próximo uno de marzo tras reunir a la Junta Directiva Nacional, máximo órgano entre congresos.

Un día después de la cascada de dimisiones y abandonos, Casado entró en el pasillo de la Cámara Baja rodeado de periodistas. Lo acompañaban Ana Pastor, Cuca Gamarra, Ana Beltrán, Pablo Montesinos y Antonio González Terol, miembros del comité de dirección del partido.

Antes, fuentes de su entorno señalaron que el dirigente popular asistía a la sesión de control al Gobierno por “obligación como jefe de la oposición”. Asimismo, por “respeto a la sede de la soberanía nacional”.

Esas mismas fuentes aseguraron que estaría a la “altura de las circunstancias, aunque el contexto será difícil”.

Una vez en la tribuna, abrió su intervención recordando el golpe de Estado de, precisamente, hace 41 años. “La concordia y la reconciliación han guiado desde entonces la vida de todos los españoles frente al rencor y la ira”, trasladó.

Además, reiteró lo mismo que en manifestó en el debate de investidura de Pedro Sánchez. Tienen, dijo, la “responsabilidad” de “ensanchar el espacio de la centralidad” para que el PP y el PSOE puedan “ganar en él”.

Eso sí, insistió, sin “necesidad de pactos con los que no creen en España, ni de alianzas con los que atentaron contra ella”.

A renglón seguido, explicó que entiende “la política desde la defensa de los más nobles principios y valores, desde el respeto a los adversarios y la entrega a los compañeros. Todo para servir a España y a la causa de la libertad”.

Así, no utilizó su turno de réplica a Sánchez y abandonó el salón plenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.