Aviones de combate rusos llegan a Bielorrusia

Aviones de combate rusos llegan a Bielorrusia

Un número indeterminado de aviones de combate rusos se han trasladado a aeródromos militares en Bielorrusia para participar en unas maniobras conjuntas.

Está previsto que esos ejercicios militares se desarrollen en los próximos días, ha informado el Ministerio de Defensa de Rusia.

En concreto, se trata de aviones de combate tipo Sukhoi Su-25SM. Partieron del territorio ruso de Primorsky, al este del país y han recorrido unos 7.000 kilómetros hasta la región de Brest, al oeste de Bielorrusia.

Asimismo, esta zona está cercana a la frontera con Ucrania, explica el departamento en un comunicado.

Además, tropas de los ejércitos de Moscú y Minsk llevarán a cabo unas maniobras en territorio bielorruso del 10 al 20 de febrero.

Así, crecen las tensiones con Europa y Estados Unidos por las consecuencias que tenga para la seguridad europea la crisis en Ucrania.

Aviones de combate y carros blindados

En estos ejercicios participarán unos 13.000 soldados y 3.500 paracaidistas, además de 800 carros de combate. Se realizarán a lo largo de la frontera sur de Bielorrusia, incluso la que linda con Ucrania.

Una exhibición de fuerza en respuesta a las maniobras militares que este fin de semana hizo el Ejército ucraniano en Chernóbil. Ha sido la de mayores dimensiones en su historia.

Aunque Kiev llama a rebajar las tensiones, se prepara ante una hipotética invasión de su territorio por parte de Rusia.

Precisamente, se sospecha que los efectivos rusos podrían penetrar en Ucrania por la zona donde el Ejército ucraniano ha llevado a cabo esas maniobras.

A su vez, ha comenzado el despliegue de los cerca de 3.000 soldados estadounidenses que el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha movilizado.

Una parte llegó a Polonia, tras la autorización de Joe Biden, presidente estadounidense, de un total de 1.700 soldados destinados allí.

Por otro lado, 300 se ubicarán en Alemania, mientras que otros 1.000 que están en territorio germano, se trasladarán a Rumanía.

En todo caso, el Pentágono insiste en que se trata de reforzar las posiciones de la OTAN en el este de Europa por si se necesitara un despliegue rápido.

Además, desvincula el envío de estos refuerzos con la crisis de Ucrania y asegura que estos efectivos no combatirán en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.