El vicepresidente de la Comunidad de Madrid pide auxilio al Gobierno de la Nación

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid pide auxilio al Gobierno de la Nación

“Es necesario y urgente que el Gobierno de España se implique en el control de la pandemia en Madrid”, ha señalado el vicepresidente de la Comunidad madrileña. De este modo tan sumamente gráfico pedía, Ignacio Aguado, auxilio al Gobierno de la Nación.

La situación epidemiológica desborda al Ejecutivo regional, incapaz de contener la expansión del virus por su ineficacia y torticera pereza. Entretanto, el más ineficaz Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad madrileño, se limita a confirmar que, ante el crecimiento “sostenido de la pandemia”, se estudian medidas para “restringir la movilidad y reducir la actividad”.

En cambio, ni concreta ni dice cómo. Visto lo visto, Aguado entiende que es “necesario y urgente” que el Gobierno de España “se implique” para frenar la segunda oleada.

Los hospitales madrileños están por encima del 20% de ocupación por Covid-19 y el 40% en las UCIs. Más de 1.500 contagios ayer. Mientras, Isabel Díaz Ayuso deshoja la margarita de a quién echar la culpa en una nota de prensa, además de responsabilizar de todo a los inmigrantes. Ciudadanos piensa más en pedir ayuda.

El vicepresidente de Madrid admite la incapacidad para contener los contagios

Así, el vicepresidente de la Comunidad madrileña aseveraba que “es necesario y urgente que el Gobierno de España se implique en el control de la pandemia en Madrid. Y así se lo he trasladado a la presidenta, que cuenta con mi total respaldo”.

En una comparecencia sin preguntas, Aguado ha asegurado que “es absolutamente imposible acabar con una epidemia de estas características sólo desde un Gobierno regional”.

Mientras, el miércoles anulaban la rueda de prensa habitual tras el Consejo de Gobierno. Antonio Zapatero, viceconsejero de Salud Pública, había anunciado “confinamientos selectivos”. Horror. A renglón seguido se desmentía desde otras fuentes del Ejecutivo regional y hablaban sólo de “restricciones de movilidad”. De traca.

En ese impasse, el vicepresidente de la Comunidad explicaba que “la situación en Madrid no va bien. Vamos a necesitar hacer más esfuerzos, pero no bajemos los brazos. Aunque la situación esté empeorando, estamos a tiempo. Necesitamos una tregua política, dejar de crispar, de señalar los unos a los otros”.

Pidió “abandonar los rifirrafes, dejar caer las pistolas y ofrecer soluciones conjuntas”. Sin embargo, no desveló si la presidente ha solicitado el estado de alarma a Pedro Sánchez.

No se sabe ni qué zonas ni cómo se confinarán

Acabada la comparecencia, Ruiz Escudero nos hacía llegar a los medios un vídeo en el que no utiliza el término “confinamientos” –aunque lo son–. Más bien son restricciones a “la movilidad y reducir la actividad” en las zonas más afectadas. O sea, confinamientos.

“Otras comunidades autónomas han tomado decisiones en este sentido y Madrid va a realizarlo en esa línea que pretendemos siempre para tratar de detener y contener al virus”, trasladó. Poco más porque en algo más de un minuto apenas se podía concretar nada. Ni qué zonas, ni en qué modo. Improvisación.

Anunciaba otras medidas, como reabrir el hospital de Ifema o limitar más el número de personas en reuniones sociales. A ver. ¿No será mejor evitar que haya enfermos que deban ser trasladados a Ifema?, nos preguntamos en esta redacción.

Eso sí, de ampliar el número de trenes en el Metro o Cercanías para evitar hacinamientos o de contratar a los 600, como poco, médicos de Atención Primaria y 150 pediatras, no nos pareció oír nada. Eso nos pareció, oye.

1 thought on “El vicepresidente de la Comunidad de Madrid pide auxilio al Gobierno de la Nación”

  1. Demasiado tempo han invertido en reconocer su incapacidad. La solución no es que gente tan poco fiable en su comportamiento humano, solicite ayuda, tienen que marcharse y que otras personas, mas capacitadas, vengan a aplicar otras políticas mas sociales, lógicas y tecnicamente mas responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.