Trump sobrevive al ‘impeachment’

Trump sobrevive al ‘impeachment’

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, sobrevive en las dos votaciones celebradas en el Senado estadounidense. Así, sobrevive al impeachment. Queda absuelto de los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso. Era lo previsto.

Los esfuerzos de los demócratas para convencer a senadores republicanos para alcanzar la mayoría necesaria (dos tercios, 67 votos) fueron baldíos. La primera votación se saldó con 52 votos de los 100 representantes en contra de considerar culpable al presidente de abuso de poder.

La segunda, con 53 favorables a absolverlo del cargo de obstrucción al Congreso. Solo Mitt Romney, senador republicano, se saltó la disciplina de partido y votó a favor de condenar a Trump.

Se sabía, y se confirma que el presidente sobrevive al juicio político. El Partido Republicano cerró filas en torno a Trump desde el primer momento, presentando el proceso como una acusación partidista. Tildaron la intención demócrata como una pretensión de deshacer la voluntad expresada por los ciudadanos en las elecciones de 2016.

Todo saltó por los aires cuando salió a la luz que Trump había presionado a Ucrania y congelar una importante ayuda económica para que el Gobierno ucraniano impulsara una investigación por corrupción contra Joe Biden, su principal rival político, y su hijo Hunter.

El impeachment estaba condenado nada más ‘nacer’. Los republicanos controlan 53 de los 100 escaños del Senado y eran necesarios 67 votos a favor de juzgar y destituir al presidente.

Sobrevive a pesar de las dudas republicanas

Con todo, algunos senadores del Partido Republicano admiten que lo que Trump hizo estuvo mal. En cambio, se mantuvieron en la línea trazada por el partido. Lamar Alexander, senador por Tennessee, dijo que Trump “se pasó de la raya” en la cuestión de Ucrania. Sin embargo, afirmó, debía ser el pueblo quien decidiera qué hacer en ese asunto.

Ben Sasse, senador por Nebraska, señaló que “Lamar habla por muchos de nosotros”. Rob Portman, por Ohio, explicaba que las acciones denunciadas “no estuvieron bien y fueron inapropiadas”. En cambio, “no llegan al nivel de sacar a un presidente elegido del cargo y eliminarlo de las papeletas en medio de unas elecciones”.

En la misma línea se pronunciaba Alan Dershowitz, del equipo de la defensa. “El día de las elecciones, como ciudadano, permitiré que eso influya en mi decisión de a quién votar, pero no es un delito que merezca un impeachment”, aseguraba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.