Rodrigo Rato pide el mismo trato que a Màxim Huerta

Rodrigo Rato pide el mismo trato que a Màxim Huerta

Dice no entender por qué se le persigue penalmente.
Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno y ex presidente de Bankia, ha vuelto a negar ante el juez que  haber cometido algún delito fiscal y ha criticado que se le esté investigando penalmente cuando expresidentes del Gobierno, ex ministros y presentadores de televisión, como es el caso de Màxim Huerta, estuvieron en una situación semejante a la suya y sólo han sido sancionados.
Rato acudió ayer a declarar ante Antonio Serrano Arnal, magistrado del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, que le había citado por presunto blanqueo de capitales acerca del presunto origen ilícito de su patrimonio familiar. La declaración ha durado unos 20 minutos y a la salida, el expresidente de Bankia ha afirmado ante los medios que que todo está perfectamente justificado y explicado en los informes periciales que su defensa presentó a lo largo de toda la instrucción. También ha criticado que está siendo investigado desde “abril de 2015” por una denuncia de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude, que emitió unos informes que “no han sido concluyentes”.
Así, el que también fuera director gerente del Fondo Monetario Internacional, FMI, ha acusado a la fiscal del caso estar realizando una investigación “prospectiva” contra él a pesar de su ilegalidad. Mencionó los supuestos cobros de trabajos profesionales mediante sociedades, algo que también está siendo investigado por el juez Serrano Arnal, y asegura no entender por qué “se puede seguir la acusación penal de algo que al resto de los profesionales se les consideran sanciones administrativas”.
En ese sentido, se refirió a expresidentes “del Gobierno hasta recientemente un ministro de Cultura que ha dimitido e importantes presentadores de televisión que han sido sancionados por la Hacienda Pública, pero sin acusaciones penales, por trabajos realizados a través de sociedades profesionales”.
Ayer, acudió a declarar por la supuesta repatriación de ocho millones de euros llevada a cabo mediante sociedades domiciliadas en el extranjero, ante lo cual el ex vicepresidente del Gobierno ha reiterado que las periciales “han demostrado que no hay ninguna defraudación de dinero en el extranjero”.
Rato había solicitado el archivo de esta pieza relativa al supuesto blanqueo de capitales, pero la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid rechazo la petición y ordenó al juez instructor que continuara con las diligencias porque existían indicios suficientes de que el ex director del FMI “ha tenido sociedades domiciliadas en el extranjero, utilizando como testaferros a sociedades fiduciarias sin actividad social conocida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *