El PNV pretende que el Rey aclare que no está de acuerdo con los golpistas del chat

El PNV pretende que el Rey aclare que no está de acuerdo con los golpistas del chat

Nueva reacción, esta vez del PNV, a la carta dirigida al Rey por unos militares retirados y el chat de otro grupo de militares, también en situación de retiro, en la que llegaban a hablar de “pronunciamientos” o de fusilar a 26 millones de españoles.

Así, Aitor Esteban, portavoz de la formación jeltzale en el Congreso, ha pedido a Felipe VI que, como Jefe del Estado, responda públicamente. En opinión del dirigente vasco, esas cartas de los militares tratan de “traspasar límites” del marco democrático.

Es “inaceptable”, ha dicho, y ha alertado de que el silencio del monarca “puede ser malinterpretado”. Lo cierto es que no es la primera formación política que pide una declaración pública de Felipe VI.

Así, por ejemplo, Íñigo Errejón, líder de Más País, manifestó hace unos días que confíaba en que el Rey no espere al discurso de Nochebuena.

Precisamente, con motivo de la celebración del Día de la Constitución, Esteban compareció en la sede Sabin Etxea de Bilbao. Allí, aseguró que “la Constitución está secuestrada, cuestionada e incumplida”. A su vez, manifestó que la Carta Magna está atravesando una de sus mayores crisis en lo que a su “valor” se refiere.

El dirigente del PNV considera que la Constitución “está en crisis en la mayoría de sus apartados”. Y no se refería sólo a lo manifestado por “partidos políticos”, sino por “gentes del mundo militar que ahora pueden estar jubilados”.

Estos llaman a “defender la unidad de España” mediante cartas, mientras otros instan a dar “un golpe de estado” y a “fusilar a 26 millones de personas”.

En opinión del PNV, la referencia de esos militares es el Rey

Para Esteban, la referencia de estos militares retirados es el rey Felipe VI. Así, afirmó que los ciudadanos perciben que en el Ejército hay una sensación de que “este tipo de actitudes, de pensamientos y de interpretaciones limitadas de la Constitución, existen y son prevalentes”. Por tanto, señaló que “sería un deber saber hasta dónde llega todo esto”.

En consecuencia, considera, correspondería al “receptor de estas misivas”, el Rey, quien debe dar “cumplida contestación”. De ser así, añadió, “porque su silencio se puede malinterpretar, desde un lado y desde otro”.

Así las cosas, desde el PNV entienden que debe decir, “desde su labor como jefe de Estado, qué piensa y ponga verdaderamente los límites que son inaceptables, que intentan traspasar algunas personas desde fuera del marco democrático”.

“Él tendría que hablar claro. Su silencio, la verdad, es que no ayuda nada a esa Constitución que dice defender”, concluyó. Cabe destacar que el PNV, como hace habitualmente, no acudió al acto conmemorativo del aniversario de la Carta Magna en la Carrera de San Jerónimo.

Hasta ahora han sostenido, como otros, que no tienen nada que celebrar, aunque se amparen constantemente en ella. En cambio, se permiten el lujo de opinar sobre la Constitución, de la que dicen “debería ser abierta a diferentes interpretaciones, surgida de un pacto”. Es lo que tiene esta democracia. Ahí queda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.