La ONU acusa a Rusia de crímenes de guerra

La ONU acusa a Rusia de crímenes de guerra

Las tropas rusas cometieron crímenes de guerra en la invasión de Ucrania, según ha establecido la misión investigadora de la ONU.

Así, esta Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Ucrania ha mostrado su preocupación por el “sufrimiento” que el enfrentamiento está infringiendo sobre la población civil. Asimismo, por la comisión de abusos de todo tipo.

Según cálculos de Naciones Unidas, habrían muerto más de 5.900 civiles.

De este modo, Erik Mose, responsable de la Comisión, ha señalado que “el descubrimiento reciente de nuevas tumbas ilustra la gravedad de la situación”.

Hacía alusión a las fosas comunes halladas en zonas como Izium, una de las localidades recuperadas recientemente por las fuerzas ucranianas.

En el marco de estas pesquisas, los expertos visitaron 27 localidades y entrevistaron a más de 150 personas.

Su conclusión es clara: “se han cometido crímenes de guerra en Ucrania”.

La investigación se centró en las zonas de Kiev, Chernígov, Járkov y Sumi. En estas ciudades vieron “de primera mano” los daños causados por los ataques en infraestructuras civiles.

Además, han constatado el uso de armamento explosivo en zonas pobladas, incluidas bombas de racimo.

Según detallan, éste sería “uno de los factores que explicarían porque una tercera parte de la población ucraniana se ha visto obligada a huir”.

Abundando en ello, Mose ha declarado que “la mayoría de los ataques que hemos investigado se han perpetrado sin distinguir entre civiles y combatientes”.

La Comisión de la ONU constata ejecuciones sumarias

Por otro lado, esta Comisión ha podido confirmar ejecuciones extrajudiciales y torturas a detenidos. Lo demostraría el hecho de que algunos de los cadáveres encontrados tenían las manos atadas a la espalda. También, tiros en la cabeza o heridas de arma blanca en el cuello.

Asimismo, algunas de las víctimas relataron que se las trasladó a Rusia tras su detención y las sometieron a todo tipo de abusos. De hecho, algunas de ellas “han desaparecido” después del traslado.

Por otro lado, los investigadores examinan dos casos de malos tratos a presos rusos a manos de las fuerzas ucranianas.

“Aunque son menos en número”, Mose ha querido dejar claro que prestan atención a estos casos para depurar responsabilidades en ambos bandos.

De este modo, apela a la imparcialidad e independencia con la que trabajan.

Según la Comisión de la ONU, las tropas rusas cometieron delitos sexuales, siendo víctimas personas desde los cuatro a los 82 años.

Han documentado “casos en los que menores han sido violados, torturados y recluidos ilegalmente”.

Para terminar, el responsable de la Comisión agradeció específicamente el “acceso” y la “cooperación” que ha dado el Gobierno de Ucrania.

Sin embargo, no se puede decir lo mismo por parte de las autoridades rusas. No han prosperado los intentos de establecer un “diálogo constructivo”, pero promete “persistir” para contactar con las dos partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.