Nueve millones de puestos de trabajo sin ocupar en Estados Unidos

Nueve millones de puestos de trabajo sin ocupar en Estados Unidos

Hasta 9,3 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos no tienen ‘dueño’ y la cosa puede ir a más en los próximos meses, según el Ministerio de Trabajo estadounidense.

Se trata de una cifra histórica de puestos de trabajo sin cubrir. Es el doble que hace un año y un 32% más que antes de la epidemia. La situación preocupa porque hay riesgo de que se dispare la inflación en los próximos meses.

Esto supone que puede producirse un enorme desajuste entre la oferta y la demanda en el mercado de trabajo.

Es más, ese déficit de trabajadores afecta a casi todos los sectores. El que mayor puestos de trabajo oferta y no se cubren es el de la restauración, con 1,3 millones.

Desde que comenzó la epidemia, el incremento de los puestos de trabajo vacantes en este sector ha aumentado en 531.000. Por su lado, a venta al por menor tiene vacantes cerca de 965.000 empleos y el sector manufacturero, otros 850.000.

Los únicos tres sectores donde no hay una descomunal oferta es en información y medios, minería y educación.

El problema, señalan los especialistas, es que muchas personas han abandonado completamente el mercado laboral. No es que haya mucho paro o trabajadores esperando a volverse a poner en marcha tras la crisis sanitaria.

Así, el número de trabajadores en paro por cada vacante se ha recuperado a niveles de antes de la epidemia. La media ahora es de uno a uno. Nueve años se tardó tras la crisis financiera de 2008.

El alto número de empleos sin cubrir explica por qué las empresas han empezado a subir sueldos y a ofrecer bonus. Intentan atraer empleados. Hay que volver a competir y no se pueden permitir esperar.

También juegan en contra los generosos subsidios estatales durante la epidemia, que, se sospecha, ha llevado a que muchos abandonen el mercado laboral.

Asimismo, esa subida de salarios puede disparar el consumo y, por ende, la inflación, algo que la Fed empieza a vigilar. Será bueno que las empresas pugnen por contratar a personal de todo tipo de cualificación.

Sin embargo, no lo será tanto si las jugosas ofertas salariales hacen que se disparen el consumo, los precios y la inflación. Más aún si lo hace de forma constante y consolidada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.