Los Pujol se forraban coaccionando a una sociedad rendida a sus condiciones

El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, junto con su hijo mayor, los cuales estaban al frente del denominado ‘clan de los Pujol, impusieron un ‘modus vivendi’ a través de corruptelas y negocios ilegales con los que utilizaron la coacción con algunas personas a las que tenían atemorizadas y con miedo a denunciar puesto que «estarían muertos civilmente» si lo hacían y «les sería imposible continuar con su modo de vida».
De este modo resume la UDEF el conjunto de sobornos que el ‘clan Pujol’ implantó en Cataluña desde 1980, momento en el que Jordi Pujol llegó a la Presidencia de la Generalitat, hasta incluso después que dejara el cargo ya que, para ello, «fue introduciendo a su hijo Oriol, quien sucesivamente fue ganando cuota de poder» en las instituciones catalanas.
A la vez, Oriol Pujol ascendía en el escenario político, y la investigación se centraba en el papel desempeñado por el hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola, “en el desarrollo de un sistema espurio, la financiación de partidos políticos con capitales adulterados». Y es que «sus propias cuentas en Andorra, alimentadas con comisiones ilícitas, sirvieron para financiar campañas electoras de CDC, que además en gran parte finalmente se pagaron con dinero procedente de empresas adjudicatarias de concursos públicos».
El informe de la UDEF, al que ha tenido acceso Europa Press, deja claro que el primogénito de los Pujol «ha jugado un papel relevante en la transformación de CDC como un sitio cerrado, opaco, y en la creación de un organigrama con entidades satélites que ha favorecido la corrupción, como las fundaciones conexas» a su formación política.
«Esta conexión de alto nivel permitió a la familia Pujol Ferrusola la formulación de políticas, obtener información estratégica y garantizarse una protección sólida, siendo además la lucha contra este tipo de conexiones muy difícil desde dentro de la propia administración autonómica», recoge el informe.
El sistema establecido, según el inspector que rubrica el documento «las redes se solidifican porque hay un entorno que tiende a aceptar y excusar la corrupción, aún cuando la propia corrupción genera un entorno que tiende a justificarla o disculparla».

1 thought on “Los Pujol se forraban coaccionando a una sociedad rendida a sus condiciones”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.