La OEA investiga la muerte de menores en la frontera de Estados Unidos

La OEA investiga la muerte de menores en la frontera de Estados Unidos

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU alega que el menor presentaba “signos de una enfermedad potencial”.
Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha pedido que se abra una investigación para que se depuren responsabilidades por la muerte de dos menores migrantes que estaban bajo la custodia de las fuerzas fronterizas de EEUU.

“Es esencial la protección de los derechos de todos los niños -sin prejuicio de su status migratorio-, ellos son lo más importante y los más vulnerables”, ha publicado Almagro en su cuenta de Twitter.

Este martes fue confirmado el fallecimiento, por parte de las autoridades de EEUU, de Felipe Gómez, un niño de ocho años y nacionalidad guatemalteca, después de ser detenido en la frontera con México. Es el segundo menor fallecido y que se encontraba bajo la custodia de las fuerzas fronterizas estadounidenses.

Según ha trasladado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP), el fallecimiento del menor tuvo lugar pasada la medianoche del martes y añadió que presentaba “signos de una enfermedad potencial”.

El menor fue trasladado a un hospital de la ciudad de Alamogordo, en Nuevo México, acompañado de su padre. Allí se le recetó ibuprofeno y amoxicilina por un diagnóstico de resfriado y fiebre.

Según el CBP, el niño recibió el alta, aunque posteriormente presentó náuseas y vómitos por lo que tuvo que ser nuevamente llevado al hospital. Más tarde, se produjo el fallecimiento estando ingresado en el hospital, como ha trasladado la cadena de televisión estadounidense CBS.

Jakelin Caal, una niña guatemalteca, de siete años, fue detenida junto a su padre por agentes fronterizos de EEUU, a principios de diciembre. Falleció tras la detención. En varios medios se ha puesto en tela de juicio la atención que se le prestó a la menor e, incluso, existen sospechas de una posible negligencia.

Donald Trump, presidente de EEUU, ha manifestado que existe una “invasión” de inmigrantes centroamericanos y ha pedido a México que ponga en marcha medidas con las que poder evitar tanta presión que se está produciendo en la frontera, lugar donde el líder estadounidense pretende reforzar la seguridad con la construcción de un muro.

Hace una semana, se anunció un acuerdo de los dos países para dotar 35.000 millones de dólares un proyecto para el desarrollo de los países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) y el sur de México, para poder hacer frente a la crisis migratoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.