Los SEAL en Irak

Los SEAL en Irak

Es la primera vez que el Trump visita a tropas estadounidenses en un área de conflicto.
A través de su cuenta personal de Twitter, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha difundido un vídeo en el que se muestra con la cara descubierta a varios miembros de una unidad de combate de élite SEAL de la Marina estadounidense desplegado en Irak. Al parecer se trata de la misma unidad militar que acabó con la vida de Osama Bin laden, fundador de Al Qaeda, en su mansión de Abbottabad, en Pakistán.

Lo habitual en este tipo de vídeos es que las caras identidades de los integrantes de este tipo de unidades queden cubiertas o difuminadas por motivos de seguridad. Trump es el comandante supremo de las Fuerzas Armadas estadounidenses y, por lo tanto, puede desclasificar información, pero normalmente no se hace público el despliegue de una unidad de operaciones especiales, más aún si los militares “están desplegados”. De desvelarse estas operaciones, se suelen difuminar las caras de los integrantes.

En este vídeo no es así y, según a altos cargos de defensa y ex altos cargos del departamento han señalado a la revista Newsweek, que recoge Europa Press, que revelar este tipo de informaciones es un incumplimiento en materia de seguridad operativa.

El presidente estadounidense visitó, por sorpresa y por primera vez a las tropas de Estados Unidos desplegadas en un área de conflicto, en esta ocasión en Irak, junto con Melania Trump, la primera dama, y ambos posaron con algunos integrantes del equipo SEAL.

El pool de prensa, un reducido equipo de periodistas autorizado a viajar con Trump y que se encarga de suministrar la información al resto de medios acreditados, estuvo sometido a un embargo informativo hasta después de que el presidente terminar su discurso ante un grupo de unos cien militares. Estos están desplegados en operaciones especiales para misiones de combate en Irak y en Siria.

Durante su visita, el mandatario se paró para hacerse una foto con un teniente coronel de la Marina que se identificó como el capellán de una de las unidades SEAL: “En ese caso, hagámonos una foto”, dijo el magnate neoyorquino, ha señalado el pool de prensa.

Fue cuando el Air force One dejó espacio aéreo iraquí cuando el inquilino a la Casa Blanca difundió por Twitter el vídeo. Según ha indicado a Newsweek Malcolm Nance, un ex especialista de inteligencia de la Marina estadounidense, “la seguridad operativa es el aspecto más importante de los despliegues de personal. Los nombres reales, las caras, las identidades del personal implicado en operaciones especiales o actividades son generalmente mantenidos en secreto en una zona de combate”.

El experto señala que “revelarlos accidentalmente, mediante una exposición extraordinaria ante los medios, incluso si se trata del comandante en jefe, supondría un boom de propaganda si cualquiera de estos militares son detenidos por un gobierno hostil o capturados por un grupo terrorista. No habría una negociación de ‘quién eres’ y ‘qué haces’“.

El Pentágono se ha remitido a las explicaciones que el Departamento de Comunicación de la Casa Blanca dé al respecto de este asunto. No obstante, un alto cargo del máximo órgano militar estadounidense ha señalado a la revista norteamericana que el despliegue de fuerzas especiales siempre está catalogado como “clasificado” con el fin de proteger a los integrantes de los equipos que pueden estar “de forma encubierta o no” en conflictos en los que interviene Estados Unidos.

“Incluso durante las exhibiciones de operaciones especiales para delegaciones del Congreso o para el presidente o el vicepresidente, los militares o tienen sus caras tapadas o sus caras se difuminan digitalmente antes de difundir las imágenes al público”, insiste. “No recuerdo otro momento en el que las fuerzas de operaciones especiales tuvieran que posar con sus caras visibles estando de servicio en una zona de guerra”, ha destacado el alto cargo que habló a condición de mantener el anonimato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.