La Fiscalía exige retirar la inmunidad de Puigdemont

La Fiscalía exige retirar la inmunidad de Puigdemont

Para retirar la inmunidad de Carles Puigdemont, ex presidente de la Generalitat, es necesario que el Tribunal Supremo (TS) solicite al Parlamento europeo la suspensión de ésta. Esto es lo que la Fiscalía del propio tribunal ha pedido que haga el juez instructor del procés, Pablo Llarena “a la mayor brevedad posible”.

Se pide lo mismo también para Toni Comín. Además de la retirada de la inmunidad, el ministerio público pide que se mantengan las medidas cautelares en vigor sobre ambos.

Puigdemont y Comín son los grandes beneficiados por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) reconociendo que Oriol Junqueras goza de inmunidad. La Fiscalía asume este hecho y admite que el fallo del TUE reconoce como eurodiputados y con inmunidad al ex presidente y al ex consejero, aunque no haga referencia expresa a ellos.

Ha sido después de leer y analizar la sentencia cuando los cuatro fiscales del procés han llegado a la conclusión de que el Supremo no puede actuar contra los dos líderes independentistas sin solicitar a la Eurocámara el suplicatorio para que suspenda la inmunidad de ambos.

La tesis del ministerio público sostenía que, puesto que el Parlamento Europeo no le había permitido el acceso para tomar posesión de su escaño, y no estaba presente allí cuando la Cámara se constituyó, no gozaba de inmunidad, al no ser considerado eurodiputado.

El propio Parlamento avalaba esta interpretación, pero el fallo del TUE la desmonta, adelantando la adquisición del estatus de parlamentario de la Eurocámara al momento de la proclamación de los resultados electorales, en cuyo listado sí estaban incluidos Puigdemont y Comín.

A pesar del cambio que ello supone, la Fiscalía entiende que la doctrina que la sentencia establece no implica necesariamente la inmunidad de ambos líderes independentistas huidos porque cuando se presentaron a las elecciones ya estaban procesados.

El ministerio público sostiene en el escrito remitido al Supremo que los fugados “eran plenamente conscientes de las limitaciones que comportaba su situación procesal para el ejercicio de sus derechos políticos”.

“De lo que cabe inferir razonablemente que lo que pretendía en realidad era acogerse al paraguas de la inmunidad que, a su juicio, le concedía la elección como europarlamentario con el propósito de obtener la libertad y eludir el proceso penal por este cauce”, añade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.