La condición del PNV para votar contra la corrupción: que no se convoquen elecciones

La condición del PNV para votar contra la corrupción: que no se convoquen elecciones

Abre la posibilidad de negociar con los socialistas.
La formación jertzale se encuentra en un atolladero a la hora de deshojar la margarita de si apoya o no una moción de censura que penaliza la corrupción del PP. Por un lado, Andoni Ortuzar, presidente del PNV, dijo el domingo que “Sánchez se ha precipitado. La tendría que haber cocinado un poco más”, aunque no descartan apoyarla si en una negociación con el PSOE obtienen, al menos, lo mismo que su partido pactó con el PP para sacar adelante los Presupuestos. Por otro, Ortuzar destacó que no quieren elecciones ya: “Nos parece un despropósito porque, además, sería ponerle en bandeja a Ciudadanos la situación y no arreglaría nada”. La formación naranja es su principal enemigo, el único gran partido que se opone al Cupo vasco. Por eso apoyaron los Presupuestos, para dar oxígeno a Rajoy y que se eviten unas elecciones anticipadas, puesto que, así, el Gobierno, en el peor de los escenarios en 2019 y 2020, podría prorrogar las Cuentas del Estado de 2018 hasta el final de la legislatura, y son conscientes de que el partido liderado por Rivera le está ganando terreno al PP, sobre todo, y al PSOE, y que un adelanto electoral no haría más que darles alas y precipitar la caída de los populares. De ahí que quieran garantías por parte de los socialistas de que esta moción es para gobernar.
Pero los plazos son cortos, casi mínimos. Pasado mañana se inicia el debate de la moción presentada por el PSOE y el viernes se votará. Poco margen para la negociación. Los nacionalistas vascos no quieren asumir el papel de salvadores del Gobierno del PP y prefieren que el foco mediático se centre en Ciudadanos y que la presión sea para ellos. Sin embargo, se cierne la incertidumbre porque hasta el 19 de junio no se aprobarán definitivamente los Presupuestos, que aportan a Euskadi 540 millones de euros en inversiones y una subida de pensiones esencial en una región envejecida y con protestas diarias de los pensionistas. En cambio, temen que esos beneficios para su comunidad autónoma se trunquen si, a causa de su apoyo a la moción, el Senado no aprueba los Presupuestos a pesar de que el PP tiene mayoría absoluta en la Cámara Alta. “Una moción de censura no debería interferir para que la mayoría del PP en el Senado los refrendase. Otra cosa es que un PP enrabietado dijera pues ahora no hay nada”, reconoce Ortuzar. La única ventaja clara que la formación jertzale ve en aupar a Pedro Sánchez a la presidencia es que reforzaría a éste frente a Albert Rivera. Con todo, el futuro de la moción es incierto puesto que, sin el apoyo de Ciudadanos, basta con que falle uno de entre ERC, PDeCat y PNV para que no salga adelante, y, aunque Sánchez apeló, por responsabilidad, a los 350 diputados, no parece muy del agrado de los socialistas contar con el apoyo de las dos formaciones independentistas. Tal es así, que el PSOE ya ha respondido a Torra, diciéndole que no tiene nada que negociar con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.