Johnson rompe las negociaciones con la UE

Johnson rompe las negociaciones con la UE

Rotas las negociaciones para un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Reino Unido. Y da por “terminado” el diálogo Boris Johnson, primer ministro británico. El bloque comunitario responsabiliza del fracaso al país del Brexit, mientras que Johnson lo hace a la UE por mantener su actual postura negociadora.

En ese escenario, el premier británico afirmó que hay que “prepararse” ante un posible divorcio definitivo sin acuerdo el 1 de enero de 2021. Sobre todo, si no se produce un “cambio fundamental” en la postura de la UE.

De hecho, se había dado plazo hasta este 15 de octubre para analizar si se había avanzado suficientemente en la futura relación comercial. Por su parte, los líderes europeos habían instado al Gobierno británico a que tomara la iniciativa y desbloqueara las negociaciones.

Aunque no da nada como definitivo, pone sobre la mesa una posible ruptura abrupta. En cambio, un portavoz del Ejecutivo de Johnson ha sido más expeditivo: “las conversaciones comerciales han terminado”. Además, explicó que fue el bloque comunitario quien las zanjó “cuando dijo que no quería cambiar su posición negociadora”.

En un mensaje en vídeo, que luego repitió en rueda de prensa, el primer ministro británico señaló que la cumbre de líderes de la UE “aparentemente ha descartado de forma explícita un acuerdo al estilo de Canadá”.

Así, explicó que “si no hay un cambio fundamental de enfoque, vamos a ir hacia una solución como la de Australia”. El país austral no tiene un marco comercial firmado con la UE. Basa sus relaciones comerciales con el bloque europeo en los principios “básicos” de la Organización Mundial del Comercio, salvo acuerdos concretos.

Johnson mantiene una posición supremacista

El premier añadió que “siempre supimos que habría cambios el 1 de enero, independientemente de cuál fuera la relación”. Confía en la capacidad del país para “prosperar” como una “nación independiente” en cuanto a libre comercio.

Agregó que “todos los sectores” y que “todo el país” estará listo para ese escenario de ruptura abrupta.

Por su parte, Michel Barnier, el negociador europeo, informó ayer a los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE, de la ausencia de avances en las cuestiones clave de la negociación.

Los líderes europeos publicaron, entonces, un comunicado en el que defienden seguir negociando, pero reprochan la inmovilidad británica. A su vez, invitan a Johnson a dar los pasos necesarios para desbloquear la negociación.

No obstante, en el texto eliminan la urgencia al suprimir el término “intensificar” los esfuerzos que sí aparecía en declaraciones anteriores. Desde el punto de vista europeo, no ha habido por parte británica acercamiento alguno a los tres asuntos a los que la UE no renuncia.

Estos son: garantías de que las empresas británicas seguirán las mismas reglas de competencia que las europeas; una gobernanza robusta para el cumplimiento de los acuerdos; y permitir el acceso de la flota comunitaria a aguas británicas.

Los canales siguen abiertos, según Bruselas. Tal es así que Barnier sigue en su idea de viajar a Londres el próximo lunes para una nueva ronda. Sin embargo, desde el supremacismo británico avisan de que “no hay motivos” para que vayan negociadores europeos si no se ponen en discusión “todos los asuntos”.

Según un portavoz de Downing Street en la UE no hay voluntad de avanzar y no puede ser que “sea Reino Unido el que tenga que hacer todos los movimientos”.

Negociaciones muy complicadas con alguien de quien no te puedes fiar

Reino Unido abandonó la Unión Europea el 31 de enero de este año y se abrió una nueva negociación, con el plazo, en principio, hasta el 1 de enero de 2021 para sellar un acuerdo que regule las futuras relaciones comerciales.

La epidemia de coronavirus forzó a que esas negociaciones quedaran paralizadas, pero tras su reanudación, la postura británica se ha endurecido. Y es que llueve sobre mojado, como toda la negociación del Brexit y la posición de Johnson. No es de fiar, como demuestra que en apenas ocho meses ya ha incumplido el acuerdo del divorcio y la UE europea se ha visto obligada a emprender acciones legales.

2 thoughts on “Johnson rompe las negociaciones con la UE”

  1. Históricamente los británicos se han aprovechado de su insularidad, y de ser parte de Europa, siempre al Sol que mas calienta según las circunstancias. Una historia de filibusteros que acabo con un gran imperio que aprovecharon hasta los limites mas exagerados. Napoleón decía que como era posible que le ganara un pueblo de tenderos y comerciantes. Su actitud durante todo el Imperio Español fue el mandar piratas subvencionados para desgastar ese poder, lo mismo hizo con Francia después, y ya en el siglo XX, con Alemania, su engolamiento y supremacismo van a pagarlo muy caro con el Brexit, pero ya no estará dirigiéndolos Johnson, aunque muy propio de ellos, intentaran hacer Dumping comercial, social y lo que haga falta contra la UE, al mas puro estilo ingles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.