Siete mil millones en nuevos impuestos

Siete mil millones en nuevos impuestos

El impacto que el Gobierno prevé que tengan los nuevos impuestos y la Ley de lucha contra el fraude se traduce en unos ingresos de casi 7.000 millones de euros en 2021. A ellos se unirán otros 2.323 millones el año siguiente.

En concreto, los nuevos impuestos suponen 6.847 millones de euros para el próximo año. Incluyen medidas fiscales ‘verdes’, sobre los envases de plástico, la subida del IVA al 21% a las bebidas azucaradas y las tasas ‘Google’ y ‘Tobin’. En total, 33.447 millones de euros en 2021, hasta los 494.490 millones, una cifra récord.

Es lo que se deduce del Plan Presupuestario de 2021 enviado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez a Bruselas. Dicho Plan plantea que la ratio de ingresos sobre PIB se eleve el próximo año al 40,3%, cuando en 2020 es del 41,7%.

Esto se debe al mayor incremento del PIB del año que viene porque los ingresos en términos absolutos aumentarán en 33.447 millones de euros comparados con 2020.

Con todo, según el Gobierno, el incremento de los ingresos en las arcas del Estado es gracias a la mejora de la economía y la actividad. En menor medida por las nuevas medidas fiscales aplicables a partir del ejercicio 2021.

Además del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales y el Impuesto sobre Transacciones Financieras –tasa ‘Google’ y tasa ‘Tobin’, respectivamente–, uno de los nuevos impuestos que recogen los Presupuestos Generales del Estado (PGE) figura el referido al medioambiente.

Nuevos impuestos ‘verdes’

Este impulso a la fiscalidad medioambiental está en la línea de las recomendaciones de la Comisión Europea. Entre ellos, crear un impuesto sobre envases de plástico de un solo uso.

Por otro lado, la tasa ‘Google’ y la tasa ‘Tobin’ responden también a lo aprobado por el Parlamento y supone una previsión recaudatoria de 968 millones y 850 millones, respectivamente.

Otro nuevo tributo es el cambio del 10% de IVA a las bebidas azucaradas, elevándolo al 21% y cuyo objetivo es “favorecer hábitos más saludables”.

Asimismo, en el Plan Presupuestario enviado a Bruselas se incluye las medidas contempladas en el proyecto de Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal que se aprobó esta semana. Se estima una recaudación de 828 millones de euros.

Además, esta nueva ley permitirá mejorar el control de prácticas irregulares vinculadas con las nuevas tecnologías. Igualmente, contribuirá a la lucha contra la economía sumergida.

Una de esas medidas de control será la bajada del límite de pagos en efectivo en el ámbito profesional a 1.000 euros. Se pretende, a su vez, mejorar la lucha contra la evasión fiscal de las grandes multinacionales con el fin de lograr un sistema tributario más justo. Se prohíben las amnistías fiscales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.