La irremediable imputación de Cospedal

La irremediable imputación de Cospedal

Sigue abierta la operación Kitchen y ahora la Fiscalía Anticorrupción pide la imputación de María Dolores de Cospedal y Jorge Fernández Díaz. Así lo ha trasladado al juez Manuel García Castellón, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

Más concretamente, anticorrupción solicita que se cite a Cospedal y a Fernández Díaz en calidad de investigados por unos supuestos delitos de prevaricación, descubrimiento y revelación de secretos, y malversación de caudales públicos.

Esta pieza separada de la operación Tándem investiga el espionaje a Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, con fondos reservados. Un espionaje que habría sido encargado por la propia Cospedal, ex secretaria general de los populares, al ex comisario José Manuel Villarejo.

Cospedal se reunió con Villarejo a finales de 2018

Ya en octubre de 2018 se desvelaron unos audios que constatarían que la ex dirigente del PP se reunió con el ex comisario en la sede del partido en la madrileña calle Génova durante el caso Gürtel. Apenas dos meses después, el propio Bárcenas señaló a Cospedal en una declaración ante el juez instructor del caso Kitchen.

Ahora, después de registrarse la vivienda de Francisco Martínez, ex secretario de Estado de Interior, Anticorrupción se incautó de abundante información. Ésta fue analizada por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía. Los fiscales del caso Villarejo, a partir de esa documentación, solicita la imputación de la ex número dos del Partido Popular.

Según esa documentación, hubo mensajes intercambiados entre Martínez y el ex ministro del Interior, Fernández Díaz, además de con otros altos mandos policiales. Estos últimos estaban tratando las investigaciones llevadas a cabo respecto al ex tesorero del PP.

Un dispositivo ‘parapolicial’ para robar a Bárcenas

Entonces, se montó un dispositivo “parapolicial” para sustraer material sensible a Bárcenas. Para ello se contó con la ayuda de la policía y de Sergio Ríos Esgueva, que por entonces era el chófer del ex tesorero. Ríos también está imputado en esta operación.

Así, entre material sustraído se encontraba documentación de la contabilidad B del partido en Galicia. También una relación de notas y presupuestos acerca de la financiación irregular de las campañas electorales del PP madrileño.

Asimismo, se sustrajeron contratos firmados por los populares que tienen conexión con las actividades de la formación conservadora en Valencia. Por último, apuntes relacionados con la tesorería del partido a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.