Impeachment: la Cámara de Representantes vota a favor de la reprobación de Donald Trump

Impeachment: la Cámara de Representantes vota a favor de la reprobación de Donald Trump

Los demócratas impusieron su mayoría y el impeachment, la reprobación a Donald Trump que presentaron el lunes, acaba de comenzar. Se inicia tras una larga sesión protagonizada por enormes medidas de seguridad alrededor del Capitolio.

No será un proceso fácil, pero el tiempo se acaba para aquellos que quieren hacer escarmentar a un presidente de los Estados Unidos capaz de haber incitado a la insurrección. Esa es la acusación textual que han votado los diputados electos del Legislativo norteamericano.

El demócrata Jim McGovern incluyó en su intervención un gesto sarcástico: “Votamos la reprobación por incitación a la rebelión en la mismísima escena del crimen”. Una propuesta que fue replicada por el congresista republicano, Tom Cole: “Con esto sólo conseguimos dividir más al país”.

La victoria demócrata no supone la reprobación inmediata de Trump. Es el inicio de un proceso de impeachment que ahora tiene que aprobar el Senado. La Cámara Alta prevé tener el pleno el 19 de enero, un día antes de la toma de posesión de Biden.

Parece ser, por lo tanto, que puede salir adelante también en el Senado dado que ayer, sorprendentemente, el portavoz republicano en el Senado de los Estados Unidos, Mitch McConnell, dejó clara su vocación por votar a favor de las tesis de Trump. En cualquier caso, es probable que se inicie el procedimiento, pero, a la hora de la verdad, los republicanos recogerán velas.

El principal motivo de hacerlo cuanto antes no es otro que inhabilitar a Trump para que no pueda volver a presentarse dentro de cuatro años. Por eso quieren hacerlo antes de la toma de posesión de Biden.

A ese respecto los juristas están divididos. Unos piensan que es condición sine qua non que siga siendo presidente, es decir, les obliga a llevar a cabo un impeachment exprés. Otros, empero, piensan que no es necesario que siga siendo presidente dado que el proceso se inició antes de su sucesión.

En cualquier caso, una vez que el Congreso y el Senado aprueben iniciar el proceso, posteriormente tienen que votar la reprobación misma. Y ahí es donde no salen las cuentas.

Necesitan dos tercios de los sufragios para reprobar a Donald Trump. Es decir, diecisiete congresistas republicanos han de depositar el voto, además de todos los demócratas, para que un presidente que se presentó por su partido fuera reprobado.

Lo cierto y verdad es que anoche el proceso se inició con la beligerancia que tiene la gravedad de la situación. La Cámara de Representantes votó a favor de la reprobación (impeachment) de Donald Trump. El camino para hacer justicia acaba de comenzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.