El Gobierno denunciará a la Comunidad de Madrid si no cierra perimetralmente

El Gobierno denunciará a la Comunidad de Madrid si no cierra perimetralmente

¿Para qué se consensuan medidas en el Consejo Interterritorial? Para que Isabel Díaz Ayuso no cumpla en la Comunidad de Madrid. Así debe creer que es la presidente regional. Y es que el Consejo acordó este miércoles el paquete de medidas de “obligado cumplimiento” para el puente de San José y la Semana Santa.

Como cada que ha habido un pacto, incluso con presidentes de su mismo signo político, Ayuso ha arrastrado a la Comunidad de Madrid a incumplirlo. Así sucedió con Alfonso Fernández Mañueco, su homólogo de Castilla y León, hace unos meses acordando cerrar perimetralmente ambas regiones. Ella hizo caso omiso y mantuvo abierta la Comunidad.

Pues bien. Ante la posibilidad de que Ayuso se vuelva a saltar a la torera los acuerdos del Consejo, Carolina Darias, ministra de Sanidad, ha advertido. “Actuaremos cuando los servicios jurídicos decidan cómo. La orden se publicará mañana o pasado en el Boletín Oficial del Estado. A partir de ahí empezaremos a caminar”, apuntó ayer en una entrevista en laSexta.

El Gobierno, así, está dispuesto a llegar a los tribunales si la presidente madrileña sigue en rebeldía. “Tendrá que aceptarlo, tanto de iure como de facto”, ha explicado la ministra.

“Va a estar toda España perimetrada, o sea que más allá de lo que diga el consejero de Madrid lo que importa es el acuerdo alcanzado ayer”, señaló. Antes, había insistido en que el acuerdo es de “obligado cumplimiento”.

“¿Lo que quieren es que haya otra situación en otras comunidades autónomas? Creo que ese no es el camino. Sabemos que las medidas son efectivas. No podemos salir de nuestra comunidad autónoma en Semana Santa”, defendió Darias.

Sin embargo, Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad madrileño, sostuvo en rueda de prensa tras la reunión del Consejo que los cierres perimetrales nunca habían resultados efectivos en Madrid para bajar los contagios.

Al margen de ello, la ministra explicó que la rápida bajada de los contagios de la tercera ola “se ha ralentizado en algunas comunidades autónomas”. A su vez, “están empezando a sufrir ciertas ondulaciones” en otras regiones.

Por ello, insistió en el “máximo cumplimiento de las medidas que son efectivas”. Las medidas para el puente de San José y Semana Santa persiguen “avanzar en seguir salvando vidas, no semanas”.

En ese sentido, manifestó que espera que “nuestro suelo no sea la incidencia de 50. Hemos descendido mucho, pero esa no puede ser la mirada. Debe ser mirar hacia adelante, especialmente para dar tiempo a la vacuna, que es nuestro horizonte de esperanza”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.