La gasolina sube sin parar

La gasolina sube sin parar

El precio de la gasolina sigue con su tendencia alcista y ya van quince semanas consecutivas subiendo, un 0,85% más respecto a la semana pasada. Hasta los 1,293 euros, lo que supone su máximo desde primeros de marzo de 2020. Así se recoge en el Boletín Petrolero de la Unión Europea.

A su vez, el gasóleo también sube, un 0,68%, hasta situarse en los 1,173 euros por litro. Otro máximo, el más alto desde la segunda semana de marzo del pasado año.

Tanto el precio del gasóleo como el de la gasolina se han encarecido desde la segunda semana de noviembre. Así, el del primero acumula ya una alza de alrededor del 15,68%, mientras que el del segundo es más caro en un 13,2%.

Detrás de estos incrementos se encuentra el aumento del precio de petróleo, que tampoco detiene su tendencia al alza. Este jueves, el barril de crudo Brent, el de referencia en Europa, llegaba a cotizar por encima de los 68,6 dólares. Por su parte, el Texas lo hacía a 65,21 dólares, subiendo unos cinco dólares respecto a una semana antes.

Así, el precio de los carburantes afianza su tendencia alcista, proceso que comenzó a lo largo del verano, empezando en mayo de 2020. Entonces, había caído a mínimos históricos por el desplome durante los confinamientos mundiales a causa del coronavirus.

Pese a ello, la gasolina en España sigue siendo más barata que la media de la Unión Europea y la zona euro. En estos casos, el precio del litro es de 1,426 euros y 1,484 euros, respectivamente. Por su lado, el litro de gasóleo tiene un precio medio de 1,285 euros en la UE y 1,314 euros en la eurozona.

Este nivel más bajo de los carburantes en España comparados con los países de nuestro entorno se debe a una menor presión fiscal que la media del bloque comunitario. Y eso, pese a las subidas del IVA, los mayores impuestos y los gravámenes al biodiésel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.