Felipe VI: la línea roja entre Podemos y PSOE

Felipe VI: la línea roja entre Podemos y PSOE

Son obvias las diferencias entre Podemos y PSOE en torno a la figura de Felipe VI y el papel de la Monarquía en nuestra democracia. Mientras que la formación que lidera Pablo Casado sigue acosando a la institución e incluso pretende involucrar al monarca con las investigaciones sobre Juan Carlos I, los socialistas insisten en el compromiso de la Corona con el sistema democrático español.

A mediados de diciembre, el partido morado publicó en sus redes sociales un vídeo sobre la Monarquía con la banda sonora de la serie Narcos. Con él, echaba por tierra la imagen de la Corona y del propio Felipe VI, al vincularlo incluso con el franquismo. Pero, sobre todo, al rey emérito.

Mientras, los socialistas tratan de zafarse de esa rémora que pretende que les salpique Podemos. Apuntan que “somos dos partidos distintos, venimos de culturas diferentes”. Lo dijo el propio Pedro Sánchez.

Aprovechando las polémicas a raíz de la regularización fiscal que hizo el rey Juan Carlos y las otras dos investigaciones sobre él, la estrategia de los de Iglesias es ir socavando los cimientos del PSOE respecto a su lealtad a la Corona, en tanto en cuanto los socialistas siempre se han mostrado republicanos.

Al margen del vídeo, se van sumando declaraciones de dirigentes morados. Es el caso de Isa Serra, portavoz nacional de Podemos. Manifestó que “la Monarquía ha sido una institución corrupta, en contra del interés general y de la ciudadanía”.

“Las declaraciones respecto a la separación entre el emérito y la monarquía, ésta se basa en una persona, el monarca llegó a serlo por herencia. La separación de las instituciones sólo tiene un nombre y se llama república”, afirmó.

Ese intento de vincular a Felipe VI con la supuesta corrupción de Juan Carlos I es contrario a la postura del PSOE. Los socialistas consideran esta cuestión como un asunto de personas y no de instituciones. “No se juzga a la Corona, se juzga al anterior jefe del Estado”, sentenció Sánchez.

Es más, aclaró, “hay que recordar que el anterior Jefe del Estado, el rey emérito, ahora mismo no tiene ninguna causa abierta por la Justicia. Es una persona que cuando publicó una carta que dirigía al actual Jefe del Estado diciendo que salía del país dijo expresamente que si la Justicia requería su presencia en España él inmediatamente volvería”.

Sin embargo, la presión de Podemos ha obligado al presidente del Gobierno a defender abiertamente a la Casa Real y al rey Felipe VI. “Ha actualizado los hábitos de la institución a las exigencias de una sociedad democrática y avanzada como la sociedad española”, zanjó. Dejaba claro, así, que el PSOE no traspasaría esa línea roja y que el Gobierno, tampoco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.