España en Afganistán: 20 años, 104 muertos y 3.500 millones de euros

España en Afganistán: 20 años, 104 muertos y 3.500 millones de euros

La toma de Kabul por parte de los talibán pone en cuestión la misión de España en Afganistán después de 20 años de presencia en el país centroasiático.

El balance, ocurrido lo ocurrido, arroja más de 27.000 efectivos, 104 muertos y más de 3.500 millones de euros empleados. Entre las muertes, las 62 del Yak 42.

Después de esos casi 20 años de presencia, no se ha logrado consolidar un Estado estable, democrático y con derechos civiles garantizados. Al contrario, los talibán, que no ocultan su deseo de restituir un Estado Islámico, revertirán todo cuanto puedan.

Afganistán queda de nuevo a merced de los señores de la guerra, con el peligro de que vuelva a convertirse en refugio de terroristas islamistas.

El papel de España en Afganistán se ciñó a prestar apoyo a Estados Unidos y a construir infraestructuras de primera necesidad sobre todo en Herat. Tareas de adiestramiento, misiones de desactivación de explosivos y la adecuación del aeropuerto formaban parte de las labores adicionales.

No obstante, la justificación de la presencia de España en Afganistán se encontraba mejor ‘armada’ por el carácter humanitario. Éste se centró en los más vulnerables, en orfanatos y colegios de Qala-i-Naw. Se trataba, pues, de desarrollar la zona.

Con la toma de Kabul por los insurgentes habrá un impacto negativo también donde la  presencia española había logrado ciertos hitos. Así, poco sobrevivirá, tal vez las infraestructuras y a saber qué uso le darán los talibán.

El problema principal reside en que la semilla dejada, especialmente en derechos de las mujeres, será casi seguro pisoteada por el nuevo régimen. Además, preocupan las armas que Occidente ha facilitado a policías y militares afganos.

Ahora, de prisa y corriendo, hay que repatriar a los residentes españoles, al personal de la embajada y a los afganos que han colaborado con España.

Si bien es cierto que nadie esperaba el fulgurante avance de los talibán, tal vez no habría que haber seguido como siempre a pie juntillas a Estados Unidos.

Tal vez podría haberse planteado sacar antes a la población y después hacer el repliegue militar. Después de 20 años, 104 muertos y más de 3.500 millones de euros gastados, ¿Qué se ha aprendido? ¿De qué ha servido? Alguien tendrá que explicarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *