Los ERTEs llegaron a afectar a 900.000 trabajadores

Los ERTEs llegaron a afectar a 900.000 trabajadores

Según datos del Ministerio de Seguridad Social, entre el 1 y el 11 de febrero la cifra de trabajadores en ERTEs casi alcanzó los 900.000. Al cierre del mes de enero estaban en esta situación 738.969 y en ese periodo del mes siguiente se sumaron otras casi 140.000 personas.

Así lo ha anunciado José Luis Escrivá, ministro del ramo, quien informó que hasta el 11 de febrero 877.727 trabajadores estaba en ERTE. La cifra concreta que se sumó en ese periodo es de 139.031.

Pese a ello, el ministro aseguró que en las próximas semanas se producirá una reducción “significativa” del número de trabajadores en esta situación. Así lo ha manifestado en un encuentro con el Consejo General de Economistas.

Escrivá explicó que desde noviembre la evolución de los ERTEs se ha vinculado a la adaptación de las medidas de limitación de actividad. También a los diferentes niveles de recuperación de los sectores.

De acuerdo con las cifras que maneja el ministro, desde octubre una media del 25% los trabajadores en ERTE está en suspensión parcial de empleo. Esto supone que desarrolla algún tipo de actividad. Asimismo, considera que este mecanismo debe continuar adaptándose a las realidades en la suspensión de empleo.

A su vez, el ministro ha puesto en valor que se hayan podido introducir los ERTEs en una economía como la española. Hay que tener en cuenta que en ella hay mucha empresa pequeña y un altísimo número de ellas en el sector servicios.

Hay que conseguir ligar los ERTEs a la negociación colectiva

En ese sentido, señaló que uno de los desafíos a futuro se centra en cómo vincular los ERTE a la negociación colectiva. “Esto es fácil en sectores grandes y medianos, pero el reto que vamos a tener es cuando todo esto ocurra en un restaurante”, apuntó.

De hecho, dijo, ya se está hablando con los agentes sociales. El objetivo es mezclar mecanismos que posibiliten una fórmula en la que se pueda desplegar este tipo de ERTE ante cualquier situación.

Por otra parte, hizo hincapié en la necesidad de introducir la formación dentro del esquema de ERTEs. Recordó que España tiene un déficit enorme en formación en el seno de las empresas.

En cuanto a cuántos trabajadores en ERTE tendrán dificultades para volver a su puesto de trabajo, Escrivá afirmó que es “muy difícil de juzgar”.

A ese respecto, dijo que tiende a “pensar que el sector hotelero español es un sector muy competitivo y que la demanda va a volver, y muy fuerte, en toda Europa cuando se levanten las restricciones, pero puede haber algunos impactos estructurales. Veo algún riesgo en eventos asociados, pero es un impacto muy limitado”.

Se volverá a evaluar la situación cuando acabe el estado de alarma

El titular de Seguridad Social quiso poner fecha para volver a analizar la situación, considerando el fin del estado de alarma como un buen momento. A su vez, reafirmó la voluntad del Gobierno de acompañar a todas las empresas hasta el final de la epidemia.

“Ojalá estemos en una situación muy avanzada desde el punto de vista de normalización económica”, trasladó. Con todo, aseguró que el marco normativo de los ERTEs debería dar certidumbre hasta que se afiance la recuperación económica.

En esa línea, el ministro cree que algún sector, como el del transporte, podría tener “una necesidad estructural de ERTE”. A renglón seguido, señaló que el Ejecutivo pretende aprovechar la experiencia “para que el modelo se quede” en el mercado laboral español.

A su juicio, los ERTEs deberían convertirse en un elemento estructural de ajuste de la economía. De ahí que defienda la creación de una nueva figura, llamada ERTE estructural, para facilitar la movilidad de trabajadores entre empresas sin pasar por el desempleo y evitar situaciones de ERE.

Los ERTEs se prorrogaron a mediados de enero hasta el 31 de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.