Dolores Delgado cesa como Fiscal General del Estado

Dolores Delgado cesa como Fiscal General del Estado

En la mañana de este martes, Dolores Delgado ha presentado su dimisión como Fiscal General del Estado por motivos de salud.

Después de dos años y medio al frente del Ministerio Público, renuncia al cargo por recomendación médica tras someterse a una operación de columna vertebral.

El mandato de la también ex ministra de Justicia estuvo marcado por la polémica debido a su cercanía con el Gobierno.

Tal es así que PP y Vox recurrieron ante el Tribunal Supremo el nombramiento de Dolores Delgado. Consideraban que no cumplía con los criterios de idoneidad de imparcialidad que se exige puesto que había sido ministra del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Sin embargo, el Alto Tribunal inadmitió los recursos por falta de competencia. La decisión del Supremo llevó ambos partidos a acudir al Tribunal Constitucional.

Por otra parte, tampoco contó con el apoyo de buena parte buena parte de la carrera fiscal. Se evidenció en las recientes elecciones al Consejo Fiscal, el órgano asesor de la fiscal general.

Así, la Unión Progresista de Fiscales, a la que perteneció Delgado, pasó de tener cuatro puestos a dos. En cambio, la Asociación de Fiscales, crítica con su nombramiento, se hizo con seis de los nueve puestos.

Además, la Asociación Profesional Independiente de Fiscales, también crítica, ocupó el asiento que quedaba.

Así las cosas, tras la operación de espalda y su baja médica, se reincorporó precisamente para despedir al Consejo Fiscal y constituir el nuevo.

En su discurso, reivindicó, además de su trabajo en la Fiscalía General del Estado (FGE), su labor como ministra de Justicia.

De hecho, puso en valor la ampliación de la plantilla del Ministerio Público, creándose en los últimos cuatro años 210 plazas de fiscales.

Asimismo, los avances en materia de paridad, pasando el porcentaje de mujeres en cargos directivos de la carrera fiscal del 38% a más del 46%.

A la hora de justificar su renuncia, señala que la operación no le permite estar en “las condiciones físicas exigidas para tan alta función”. Con todo, hizo un balance “satisfactorio” de estos dos años y medio.

Ahora, Álvaro García Ortiz, fiscal de sala y jefe de la Secretaría Técnica de la FGE, ocupará el cargo. Hasta el momento ha ejercido de mano derecha de Delgado. También pertenece a la Asociación Progresista de Fiscales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.