Los mayores que tenían seguro privado sí pudieron ser hospitalizados y salvar la vida

Los mayores que tenían seguro privado sí pudieron ser hospitalizados y salvar la vida

Aquellos mayores que contaban con un seguro privado sí pudieron ser hospitalizados y salvar la vida porque la Comunidad de Madrid impuso su triaje de admisión sólo en la red de hospitales públicos.

Así lo han confirmado operadores de la red privada y sus clientes a El País. Todo ello, mientras que los mayores de residencias con síntomas de la que Covid-19 o padeciéndola eran rechazados en los hospitales madrileños.

Como venimos contando, la Consejería de Sanidad ordenó protocolos para excluir a mayores de residencias en fase terminal o con dependencias graves. A los 475 centros de Madrid se les asignó la geriatra de referencia en un hospital clínico de su zona. Éste decidía por teléfono si se podía derivar a los enfermos.

Sin embargo, el triaje no se impuso a la red de más de 40 clínicas y hospitales privados de la Comunidad. Y eso que Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad era, desde el 12 de marzo, mando único sobre la sanidad pública y privada.

Esto último es relevante porque el consejero podría haber obligado a los hospitales privados a recibir y atender a mayores enfermos o con síntomas, descongestionando los centros públicos y salvando vidas. Por poner un ejemplo, solo uno de esos hospitales privados en Madrid cuenta con 235 camas.

Así, los mayores con seguro privado no encontraban impedimento alguno para ser hospitalizados en los centros de la sanidad privada, como el Hospital de Moncloa. Este centro lo gestiona Asisa.

Tampoco, en ninguno de los tres hospitales en Madrid de Sanitas, o los siete de QuirónSalud, confirman sus portavoces. “Afortunadamente en ningún momento tuvimos que denegar un ingreso”, asegura uno de ellos.

En algunos casos, a buen seguro habrían sido rechazados en la Sanidad pública por el grado de dependencia que sufrían. Pero, incluso, había disponibilidad de ambulancias, algo de lo que no gozó un familiar del que suscribe estas líneas.

El protocolo no se impuso a los hospitales de seguro privado

El protocolo impuesto por el consejero de Isabel Díaz Ayuso, la presidente de Madrid, obligaba a que las residencias llamaran al geriatra de enlace del hospital público de referencia. Éste valoraba el traslado en función de los síntomas del paciente, pero también de la saturación de las urgencias y de los criterios protocolarios. En cambio, si el enfermo tenía seguro privado, los empleados de las residencias llamaban a su aseguradora para pedir una ambulancia.

Durante la epidemia, la Comunidad de Madrid creó una red de 22 geriatras de enlace de los que dependían, para su evaluación, los pacientes del sistema público.

Los geriatras estaban ubicados en el 12 de Octubre, Alcorcón, Clínico San Carlos, Cruz Roja, El Escorial, Fuenlabrada, Getafe, Gregorio Marañón, Infanta Cristina, Infanta Elena, Infanta Sofía, Fundación Jiménez Díaz (privado con concierto público), La Paz, La Princesa, Móstoles, Príncipe de Asturias, Puerta de Hierro, Ramón y Cajal, Rey Juan Carlos, Severo Ochoa, Sureste y Villalba.

1 thought on “Los mayores que tenían seguro privado sí pudieron ser hospitalizados y salvar la vida”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *