Cinco meses de deflación

Cinco meses de deflación

Quinto mes consecutivo con el Índice de Precios de Consumo (IPC) en negativo. Es decir, cinco meses de deflación. El IPC no experimentó variación en agosto en relación al mes anterior, pero elevó una décima su tasa interanual, hasta el -0,5% frente al -0,6% de julio.

Los datos vienen publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzados a finales del mes pasado.

Con este avance de una décima, el IPC interanual regresa a los ascensos después de haber retrocedido en julio tres décimas. Así, con el dato de agosto, la inflación encadena cinco meses en tasas negativas.

La caída de la demanda de consumo causa deflación

Por lo general, la deflación es causada por la disminución de la demanda, lo cual representa un problema mucho mas grave que la inflación. Esto es así porque una caída de la demanda significa una caída general de la economía.

Para que todos lo entiendan. Un comercio adquiere productos suficientes para mantener su clientela, pero la clientela no los compra. Eso provoca que el comercio, en algunos casos tenga que prescindir del personal contratado porque no tiene dinero suficiente para los costes.

Es el mayor y más grave problema del capitalismo salvaje; que la gente no consuma. Y tal y como está concebido el mundo global puede provocar crisis económicas inasumibles para un país.

Todos los productos del IPC están disponibles

El INE ha explicado que tras la finalización del estado de alarma todos los productos del IPC están disponibles para su adquisición por los hogares.

El mismo Instituto señala que la evolución del IPC interanual en agosto fue consecuencia del aumento en más de un punto en la vivienda, hasta el -2,7%, debido a la subida de los precios de la electricidad, frente al descenso registrado en 2019.

A ello se suman hoteles, cafés y restaurantes, que aumentaron su variación dos décimas, hasta el 0,5%. Detrás de ello, los precios de los servicios de alojamiento que subieron este mes y se mantuvieron estables el año anterior.

Asimismo, el transporte también ha repercutido en la subida de la tasa anual, con una variación del -4,4%, una décima mayor que la de julio. Esta variación se debe al incremento de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal este mes. En cambio, bajaron en agosto de 2019.

El ocio, el grupo de mayor influencia negativa

Por su parte, el grupo con mayor influencia negativa en el octavo mes del año fue el grupo de ocio y cultura, que presentó una tasa del -2,1%. Supone un punto menor que la del mes anterior, debido a que los precios de los paquetes turísticos aumentaron más en 2019 que este mes.

Por último, la tasa anual del IPC aumentó en diez comunidades autónomas en agosto respecto a julio, se mantuvo en cuatro y disminuyó en tres.

Canarias, Cantabria y Baleares fueron las regiones donde disminuyó la tasa anual, con un descenso de dos décimas en las dos primeras y de una décima en la última. El mayor incremento se produjo en Navarra, con una subida de cuatro décimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.