¿Cambio de ciclo después de las elecciones en Castilla y León?

¿Cambio de ciclo después de las elecciones en Castilla y León?

Después de la celebración de las elecciones autonómicas anticipadas de este domingo en Castilla y León, el PP asegura que es el comienzo del cambio de ciclo.

Lo cierto es que, si los populares quieren renovar Gobierno y quieren un Ejecutivo estable, pasan por contar con Vox. Y la formación de extrema derecha no va a regalar sus votos.

Ya han avisado que descartan la abstención y que no facilitarán un gobierno monocolor del PP. Tampoco, que se prestarán a ser “muleta de nadie”.

Así, Juan García-Gallardo, su candidato, señala que su formación debería tener en el futuro Ejecutivo castellanoleonés la misma representación que tuvo Ciudadanos.

No obstante, no ha desvelado qué consejerías querrían dirigir, ni si optan a la Vicepresidencia. Con todo, lo que pretende es derogar “políticas de izquierdas”, como la Ley de Violencia de Género o la Memoria Histórica.

Así las cosas, desde el PSOE ven el asunto de otro modo. Felipe Sicilia, portavoz de los socialistas, niega que se haya abierto un cambio de ciclo tras los comicios.

De hecho sostuvo en una entrevista en TVE que Alfonso Fernández Mañueco, candidato del PP, ha obtenido “una victoria pírrica”.

“Ha perdido 60.000 votos y el PSOE, sin haber obtenido su mejor resultado, nos hemos quedado a 15.000 votos del PP”, ha apuntado.

El cambio de ciclo es en el PP

Asimismo, Sicilia aseveró que es en los populares donde sí existe un cambio de ciclo. Han pasado, dijo, de ser “una alternativa de gobierno” a ser “dependiente de la extrema derecha”.

A todas luces no le falta razón. “Depende absolutamente de Vox si quiere gobernar”, defendió el portavoz del PSOE.

Además, ha valorado el auge de las formaciones regionalistas –UPL, Soria ¡Ya! y Por Ávila— que mantendrán en el Hemiciclo un peso relativamente importante.

Aunque no son decisivas ni hacia un lado ni hacia el otro, a juicio de Sicilia, sí han supuesto una fragmentación del voto, en su opinión.

En ese sentido, el portavoz socialista apuntó que ha restado apoyos al PSOE y “ha supuesto que se refuerce la extrema derecha”.

“Cuando el voto progresista se fragmenta al final sale ganando la extrema derecha”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.