“Bartomeu, dimisión”

“Bartomeu, dimisión”

La humillante derrota del Barça el jueves, no sólo deja en entredicho el papel de los jugadores y de Quique Setién, sino del propio Josep Bartomeu. El sector duro del vestuario y una, cada vez, más grande mayoría de los socios exigen la dimisión del presidente culé.

A la asfixiante situación económica del club se une que una temporada en blanco hace inviable la más que necesaria renovación de la plantilla. Incapaz de superar al Real Madrid en la Liga, apeado por el Athletic en cuartos de la Copa del Rey y vapuleado por el Bayern en Champions, los blaugrana quedan en una situación desesperada.

No hay duda de que todos son culpables. Setién fue incapaz de dar con la tecla que removiera el vestuario para que funcionara. Los propios jugadores, agotados, tampoco supieron salir del atolladero.

Leo Messi, que dicho sea de paso no ha tenido su mejor temporada, no puede ser el único que tire del equipo. Toca hacer autocrítica y Piqué lo dejó claro anoche: “Es una vergüenza, nadie es imprescindible, me ofrezco para irme”.

Entretanto, Bartomeu se esconde en su despacho, agarrándose y aprovechándose de que los socios no han podido ir al estadio para hacerse escuchar. Sin embargo, aunque no hayan acudido al Camp Nou por la Covid, se hacen oír. Exigen la dimisión del presidente.

Acosado por los escándalos, el último de ellos en febrero de este mismo año, tratar de seguir huyendo hacia delante. Pero la cosa no da más de sí. Ahora, Bartomeu anuncia que en breve habrá una fecha para las elecciones a la presidencia del Barça, informa Mundo Deportivo. Todo apunta a que serán en marzo.

Con los estatutos del club en la mano, la elección del nuevo presidente no puede ser antes de ese mes. Sólo se precipitarían esos comicios sí Bartomeu dimite junto o a la mitad de la junta directiva. Otra posibilidad es que el 75% de los directivos renuncien, aunque no dimita el máximo dirigente.

Por el momento, lo único que ha hecho es convocar de urgencia una junta para el lunes. A nadie se le escapa que, en ella, se decidirá quién dirigirá el vestuario. No sólo eso, sino que también se sabrá si el presidente cuenta con los apoyos necesarios para aguantar en el cargo hasta las elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.