Bárcenas tira de la manta y se ofrece a los Fiscales para liberar a su mujer

Bárcenas tira de la manta y se ofrece a los Fiscales para liberar a su mujer

Al PP no se le van a poner bien las cosas puesto que Luis Bárcenas, su ex tesorero, va a tirar de la manta y colaborará con la Fiscalía Anticorrupción. A cambio, pretende conseguir ciertos beneficios penitenciarios para su mujer, Rosalía Iglesias.

Condenada a trece años por el caso Gürtel, la esposa de Bárcenas acaba de ingresar en prisión para cumplir su pena. El mes pasado, la Sala II del Tribunal Supremo confirmó las condenas de la trama corrupta. Entre ellas, la de Iglesias a 12 años y 11 meses, la del propio ex tesorero a 29 años y 1 mes y al PP por “responsabilidad civil a título lucrativo”.

Según publicó El País, los abogados de Bárcenas se habrían reunido con los fiscales para ofrecer información acerca de la financiación irregular del Partido Popular. El ex tesorero aportaría documentación que todavía guarda sobre la caja B del PP.

Beneficios penitenciarios para la mujer de Bárcenas

Con ello pretende que su mujer goce pronto de permisos penitenciarios e incluso la semilibertad a corto plazo. La existencia de esa caja B ya quedó acreditada en la sentencia de la primera época de la Gürtel. Algo que Bárcenas definió como “extracontable”.

Ahora, se juzga en una pieza separada en la que Anticorrupción trata de demostrar que las donaciones de los empresarios a la formación conservadora eran en compensación de futuras adjudicaciones de obra pública.

Se cumplirían así los peores temores de los dirigentes populares de que el ex tesorero tirara de la manta y sacara información que los incrimina. Precisamente, el magistrado José de la Mata, juez de la Audiencia Nacional escribió en un auto, conforme al informe policial que hay indicios al respecto.

Las donaciones podrían ser a cambio de obra pública

“Existe una indiciaria relación de causalidad entre las donaciones, las subsiguientes actuaciones establecidas para entablar los contactos y las relaciones establecidas”, señaló.

El magistrado quiere ir más allá y constatar ese extremo, aunque la causa haya quedado reducida al presunto pago parcial “de 880.000 euros”. Estas cantidades procederían las donaciones no declaradas por el PP pero sí recogidas en los papeles de Bárcenas.

Habrían servido para reformar la sede popular en la calle Génova. Por ello, los responsables de la empresa Unifica se sentarán, también, en el banquillo.

Por el momento, Bárcenas está imputado por este caso la caja B y se enfrenta a una posible condena de cinco años de cárcel. También lo está Cristóbal Páez, ex gerente del partido, para quien la fiscalía pide 18 meses de prisión. Igualmente, el PP está imputado en calidad de responsable civil subsidiario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.