Aprobada la primera parte de la reforma de las pensiones

Aprobada la primera parte de la reforma de las pensiones

El Gobierno de coalición ha conseguido recabar los suficientes apoyos en el Congreso para aprobar este jueves la primera parte de la reforma de las pensiones.

Por tanto, se derogan los principales elementos que el PP impuso en 2013. Ahora, se vuelve al IPC como referencia para revalorizar las prestaciones y se acaba con el factor de sostenibilidad, que no llegó a estar vigente.

Los votos de PSOE, Unidas Podemos, Esquerra Republicana, el PNV, el PDeCAT, Junts, Más País-Equo, Compromis, Nueva Canarias, Teruel Existe y el PRC fueron positivos.

En cambio, fueron contrarios los de PP, Vox, Ciudadanos, la CUP, UPN, Coalición Canaria, Foro Asturias y el BNG, mientras que Bildu se abstuvo.

Así, el Pleno en el que se debatió esta primera parte de la reforma de las pensiones se extendió durante nueve horas. Tras la votación, las bancadas de los socialistas y de los morados se levantaron para aplaudir.

Además, Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo, que acudió a la votación junto a varias ministras, se acercó para felicitar a José Luis Escrivá.

El paso siguiente es la tramitación en el Senado. Si hubiera modificaciones en el proyecto de ley, los cambios volverán al Congreso, que los aprobará o denegará definitivamente.

Una reforma de las pensiones nacida del consenso

Terminado el debate, el ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social ha señalado que la reforma “nace desde el consenso y a través del consenso”.

Se partió, indicó, de las recomendaciones del Pacto de Toledo que se aprobaron hace un año. “Ambiciosas y minuciosas”, las ha calificado Escrivá, y por esa razón justificó que la reforma se aborde “en varias fases”.

En ese sentido, destacó que la reforma de las pensiones “trae certidumbre y seguridad a los pensionistas de ahora y futuros”. Se establece, dijo, un nuevo “marco estable” y con “ambición de permanencia”, garantizándose el poder adquisitivo. Además, se restablece, en sus palabras, la transparencia en las cuentas del sistema.

Con todo, apuntó que quedan pendientes varios aspectos. Entre ellos, el desarrollo de los planes de pensiones de empresa, la reforma del régimen de autónomos y la Agencia de Seguridad Social.

La polémica del MEI

Una de las cuestiones más polémicas ha sido la derogación del factor de sostenibilidad que se sustituye por el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI).

Así, la patronal rechaza el nuevo sistema al contemplar un aumento de un 0,6% en las cotizaciones durante diez años, entre 2023 y 2032. El Gobierno y los sindicatos CCOO y UGT llegaron a un acuerdo pese a la oposición de los empresarios.

El objetivo del MEI es ir llenando la llamada ‘hucha de las pensiones’ Para afrontar la jubilación de los baby boomers. Si llegado el momento no es necesario utilizar ese fondo para ese fin, se podrá utilizar para mejorar las pensiones o reducir los importes de las cotizaciones.

Este mecanismo se ha incluido en la tramitación en la Cámara Baja de la reforma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.