La UE intervendrá la exportación de vacunas

La Unión Europea intervendrá la exportación de vacunas

El retraso en el suministro de dosis de AstraZeneca ha llevado a la Comisión Europea a adoptar medidas para controlar la exportación de vacunas. Hoy se decide qué mecanismo se aplicarán a las compañías farmacéuticas que vendan el compuesto a países terceros producido en el bloque comunitario si no cumplen con el compromiso de reparto a los Estados miembro.

La farmacéutica británica anunció que se retrasaría en la entrega de las dosis a la Unión Europea por un supuesto problema en la producción. Se da la circunstancia de que la UE adelantó el pago de los cien millones de dosis adquiridas para agilizar su fabricación.

En plena tensión con AstraZeneca, Stella Kyriakides, comisaria de Salud europea, advirtió a principios de semana de un régimen de vigilancia. Ahora, Bruselas estudia la adopción de ese mecanismo cuyo principal objetivo es la transparencia.

Fuentes comunitarias señalan que no se trata de “bloquear” la exportación de vacunas fuera de la Unión. De momento, la medida “de emergencia” entraría en vigor de inmediato. Será de aplicación hasta que termine el primer trimestre, pero se podrá renovar si continúan los problemas.

Dichas fuentes explican que “esto no habría que hacerlo en un mundo ideal, pero hemos visto que no todo funciona bien”. Asimismo, el Ejecutivo comunitario justifica esta medida en la necesidad de controlar las dosis producidas en fábricas europeas que salen de la UE.

Por otro lado, también para rendir cuentas al contribuyente europeo, de quien ha salido el dinero para reservar unidades de la vacuna.

Las farmacéuticas tendrán que informar acerca de la exportación de vacunas

Así las cosas, las compañías farmacéuticas de cada país deberán informar a las autoridades nacionales de aduanas acerca de su intención de exportar vacunas a un tercero. Deberán especificar cuántas dosis, dónde se han fabricado y cuál es el destino.

Serán las autoridades nacionales quienes analicen cada petición y decidan si autorizan o rechazan el contingente. Se emplearán “criterios legalmente sólidos” acerca de los cuales se está trabajando. Habrá excepciones, como la exportación de vacunas a países vecinos o de renta baja.

Desde Bruselas sostienen que es “justo” disponer de esta información debido a las circunstancias actuales. En cualquier caso, consideran que se autorizará la mayoría de las solicitudes de exportación.

Tan solo serán denegadas “en circunstancias muy específicas”, como cuando se detecten “incoherencias” que hagan sospechar que esas vacunas tendrían que quedarse en el bloque comunitario según los contratos firmados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.