Una Nochebuena menos fría, protagonista del cambio climático

Hasta el domingo, tiempo cálido y estable.
Delia Gutiérrez, una de las portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, ha señalado que en estas Navidades habrá dos partes diferenciadas: “Esta semana, con tiempo estable y con temperaturas suaves y la siguiente, con una sucesión de frentes”. Es una predicción a largo plazo y, por lo tanto, con muchas variables. Hasta Nochebuena tendremos días secos, soleados, con heladas generalizadas y temperaturas diurnas suaves, pero, a partir del día de Navidad, “la tendencia es que empiecen a pasar frentes atlánticos acompañados de lluvias, más frecuentes cuanto más al noroeste”, ha matizado la portavoz. La cota de nieve subirá, se reducirán las heladas y hará menos frío, indica Gutiérrez: “Se notará, sobre todo, en las temperaturas mínimas, que serán más altas, incluso es probable que por encima de los valores normales”.
Además, el día 25, la posibilidad de precipitaciones es más alta en el tercio más al noroeste de la Península. En el resto, es menos probable y, si el frente llegara a tocar esas regiones, serían lluvias poco significativas, indica Gutiérrez. Al día siguiente, las lluvias puede que se extiendan a la mitad occidental peninsular pero, una vez más, son más probables al noroeste.






Para el resto de la semana se prevé que sigan entrando frentes por el oeste. Esto traerá tiempo cálido y húmedo. “De momento no se esperan fenómenos de las dimensiones de Ana”, responde la portavoz, en alusión a la posibilidad de que la borrasca atlántica profunda Bruno llegue en esa semana. Aemet publicará a diario la previsión meteorológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.