Una nanotecnología avanza en detener el alzheimer

Una nanotecnología avanza en detener el alzheimer

Pérdida de memoria, problemas del habla, de orientación y un deterioro de las funciones motoras son los principales síntomas del Alzheimer, que es el modo más común de demencia senil. Los principales afectados son las personas de edad avanzada, alcanzando una prevalencia de alrededor del 30%. La enfermedad ha crecido durante los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida, conociéndose actualmente como “epidemia gris” o la “peste del siglo XXI”.
La causa principal del Alzheimer es la acumulación de una proteína conocida como beta amiloide (Aβ) en los tejidos cerebrales por lo que es una enfermedad neurodegenerativa. La proteína beta amiloide (Aβ) ataca las células nerviosas en distintas zonas del cerebro, según ha informado ‘Quo’.
El suministro de una proteína específica, que produce crecimiento neural, consigue inhibir el daño del Alzheimer. Aunque resulta muy complicado llevar esa proteína a la zona específica del cerebro, ya que en el cerebro se encuentra la barrera hematoencefálica, que se encarga de defender al cerebro de sustancias nocivas. La barrera también evita el paso de los medicamentos que pueden curar las enfermedades cerebrales.
Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología Technion-Israel y la Universidad Bar Ilan han estudiado una tecnología con la que se podría inhibir que se desarrolle la enfermedad. Ester Segal y Orit Shefi lideraron el estudio, en el cual se muestra una gran innovación para resolver el problema que plantea la barrera hematoencefálica: chips de silicio a nanoescala que logran alcanzar el cerebro y liberar lo necesario en la zona precisa. Esos microchips están formadas por una estructura porosa a nanoescala con la que es posible que carguen con gran cantidades de la proteína. Según los autores, su tamaño les facilita alcanzar las zonas del cerebro que antes eran inaccesibles, por ello pueden actuar contra la enfermedad e impiden su desarrollo. Pero aún no está claro si retrasa o revierte la enfermedad cuando ya está iniciado o si puede ser utilizada de forma preventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *