Ucrania pide socorro a la OTAN frente a Rusia

Ucrania pide socorro a la OTAN frente a Rusia

Solicita el despliegue de buques en el mar de Azov.
Petro Poroshenko, presidente de Ucrania, ha pedido a la OTAN, y en especial a Alemania, que despliegue buques en el mar de Azov, en la península de Crimea, con el fin de prestar su apoyo a las fuerzas ucranianas frente al Kremlin, después de que tropas rusas apresaran una flotilla de tres barcos de Ucrania en el estrecho de Kerch.

“Alemania es uno de nuestros aliados más cercanos y esperamos que países en el seno de la OTAN estén dispuestos a enviar buques al mar de Azov para ayudar a Ucrania y garantizar la seguridad”, ha declarado el presidente, quien, además, ha dicho que Vladimir Putin, su homólogo ruso, “no quieren nada menos que ocupar el mar (de Azov)”.

“Tenemos que asegurarnos de que no se le corte el acceso marítimo a Mariúpol”, una ciudad ucraniana en las costas del mar de Azov, ha dicho Angela Merkel, canciller alemana, de viaje en Buenos Aires, en la cumbre del G20, que se reunirá con Putin durante este encuentro para intentar desbloquear la situación.

El pasado domingo tres buques de la Marina ucraniana fueron objetivo de los disparos de los guardacostas rusos provocando tres heridos entre más de una veintena de marineros. Los tres navíos permanecen detenidos por, según Moscú, entrar de forma ilegal en sus aguas. El Gobierno de Ucrania ha señalado que envió una nota de protesta al ministro de Exteriores ruso por considerar que sus hombres son “prisioneros de guerra” y exige su liberación “inmediata”.

Por otra parte, el ejército ruso está desplegando una batería de misiles tierra-aire s400 en Crimea y ha enviado hasta la zona el buque militar Vicealmirante Zakhar, que habitualmente se encuentra en el Mar Negro.

Mientras, en Ucrania se ha decretado la ley marcial, que entró en vigor este miércoles y será aplicada durante 30 días. Afectará a 10 regiones fronterizas con Rusia y a otras zonas bajo influencia de Moscú.

Por su lado, la Unión Europea ha manifestado su “extrema preocupación”, aunque de momento no se van a tomar medidas contra la operación rusa que apresó a los buques ucranianos. “Estamos consternados por este uso de la fuerza de Rusia que, en un contexto de creciente militarización en la región, es inaceptable”, señaló Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea, en una declaración conjunta de los 28 un gobiernos de la UE.

Por otra parte, Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, ha anunciado que este organismo se reunirá “rápidamente” después del 10 de diciembre para aprobar un programa de ayuda a Ucrania.

Finalmente, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha manifestado su profunda preocupación por el apresamiento de los barcos de Ucrania y ha advertido que cancelaría el encuentro previsto con Putin, al margen del G20, advertencias de la que el Kremlin asegura no tener noticia alguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *