Taiwán contra China

“Enemigo de la democracia”. Así ha definido a China el partido que gobierna en Taiwán, después de las revelaciones de un espía chino. Según este espía, que ha desertado en Australia, Pekín pretende que Taipei esté bajo su órbita y, para ello, si fuese necesario, llegaría a usar la fuerza.
«El enemigo de la democracia es China. En estos momentos el oponente más ambicioso de Taiwán es China», ha señalado Cho Jung Tai, jefe del Partido Democrático Progresista, en una rueda de prensa que ha ofrecido en Taipei.
Wang Liqiang, que es como se ha identificado al espía chino, ha avisado acerca de un intento de interferir en las elecciones del 11 de enero en Taipei por parte de Pekín. De este modo, estaría desarrollando una estrategia para hacerse con el control de la isla.
Según el espía, Pekín quiere catapultar en la prensa taiwanesa a los opositores. Por su parte, el Partido Democrático Progresista abogan por la independencia de la isla.
Wang Liqiang informó de detalles acerca de los supuestos intentos de China para poder infiltrarse en medios de comunicación y en universidades en Hong-Kong, dentro de la ola de protestas en las que está sumida la ex colonia que, desde junio, está reclamando una apertura democrática.
En vistas de como se encuentra la situación, se ha pedido una investigación sobre todas las revelaciones que ha trasladado el espía chino. Tsai Ing Wen, presidenta de Taiwán, ha confirmado que esas revelaciones serán investigadas, a la vez que se solicita que no se saquen conclusiones hasta que la investigación haya finalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.