Los manifestantes cercados por la policía en la Universidad Politécnica de Hong Kong

El comandante Ho Yun Sing, mando de la Policía de Hong-Kong, ha apostado por una resolución pacífica y negociada para los manifestantes que se hallan cercados en la Universidad Politécnica de Hong-Kong desde hace más de una semana.
Ho Yun Sing, que es comandante en el distrito de Yau Tsim, ha trasladado en la televisión pública de Hong-Kong RTHK que piensan que son decenas de personas las que se encuentran aún en la universidad, sin descartar que pueda haber un enfrentamiento violento o que se proceda a detener a los manifestantes.
En distinto sentido, ha confirmado que mediadores independientes y sanitarios les acompañarán en la entrada al campus. «La prioridad es garantizar su salud y se les dará asistencia médica si fuera necesario», ha indicado. Ha señalado, además, que la investigación de presuntos delitos se llevará a cabo más adelante.
Estas decisiones dejan entrever una suavización de la postura que hasta ahora había manifestado el cuerpo de Policía, algo que coincide con la victoria en las elecciones locales de los candidatos prodemocráticos.
Los antidisturbios han impedido el acceso al campus de decenas de manifestantes, los cuales pedían que finalizara el asedio, hasta este mismo lunes. Por su parte, en el Jardín del Centenario se han concentrado varias decenas de los concejales electos, manifestando que su primera acción será acabar con el asedio policial.
En el cerco policial quedaron atrapados unos 500 manifestantes. La mayoría ha podido salir del campus, y han sido identificados y, los mayores de 18 años, detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.