El sexto paquete de sanciones a Rusia

El sexto paquete de sanciones a Rusia

Este viernes, la Unión Europea ha aprobado formalmente el sexto paquete de sanciones a Rusia, incluyendo la prohibición de importar petróleo ruso por mar.

Además, se establecen cinco excepciones a este embargo al crudo procedente de Rusia. Croacia obtiene una prórroga de un año y Bulgaria de dos.

Asimismo, se exime a Hungría y Eslovaquia, que reciben el petróleo por oleoducto, de adoptar esta medida por tiempo indefinido.

Por último, se concede a República Checa una moratoria de dieciocho meses para dejar de comprar el crudo ruso.

No obstante, la UE no aplicará esta prohibición a las importaciones por vía marítima hasta dentro de seis meses para el caso del petróleo. Para el crudo y refinado, la moratoria es de ocho meses. Así, el embargo supone dos tercios de este combustible fósil procedente de Rusia.

Por su parte, Alemania y Polonia, que también reciben el suministro por el oleoducto de Druzhba, aseguran que a finales de año cortarán sus importaciones. Lo han hecho a través de una declaración política

Aplicando este sexto paquete de sanciones, Bruselas cree que al final de los ocho meses el 90% de las importaciones de petróleo ruso habrán acabado.

Además, tras seis meses, los operadores europeos tendrán prohibido ofrecer servicios de seguros al transporte del petróleo por rutas marítimas a terceros países.

Esto pondrá en graves dificultades a Moscú para seguir exportando crudo y derivados del petróleo al resto del mundo. La mayoría de los principales proveedores de estos servicios son europeos.

Por otro lado, el sexto paquete de sanciones amplía la lista de personas y entidades a las que se impone una sanción.

El sexto paquete no incluye al Patriarca Kiril

Entre ellas se encontraba el Patriarca Kiril, aunque forma parte del acuerdo alcanzado a principios de esta semana.

Sin embargo, Hungría amenazó con vetar el paquete de sanciones si no se retiraba este nombre de la lista.

Entre los individuos sancionados encuentran oficiales militares responsables de las masacres en Bucha y Mariúpol.

También, personalidades que apoyan la guerra, líderes empresariales, familiares de los oligarcas y responsables del Kremlin que se incluyeron en otros paquetes sancionadores.

Asimismo, se mete en este sexto paquete de sanciones empresas de los sectores de defensa y financiero.

Entre las medidas, la desconexión de tres entidades bancarias del sistema de mensajería SWIFT, entre ellas, Sberbank, además de un banco bielorruso. Se prohíbe, también, la emisión de varios canales públicos.

Asimismo, se amplía la lista de personas cuyos activos en la unión europea mayúscula van a quedar congelados y tienen prohibida la entrada al bloque comunitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.