Tiroteo con víctimas en un funeral en Wisconsin (EEUU)

Tiroteo con víctimas en un funeral en Wisconsin (EEUU)

Apenas una semana después de la matanza en una escuela de Primaria en Uvalde (Texas), se ha producido un tiroteo con víctimas en Racine (Wisconsin).

Los hechos se han producido en concreto durante la celebración de un funeral en el cementerio de Graceland, a 48 kilómetros al sur de Milwaukee.

Según la Policía de Racine, “a las 14:26 horas –hora local– se han producido múltiples disparos en el cementerio de Graceland. Hay víctimas pero se desconoce cuántas en este momento. La escena sigue activa y se está investigando”.

Las autoridades policiales han pedido a los residentes que no se acerquen a la zona donde tuvo lugar el tiroteo.

Ya se investigan los hechos en la necrópolis que limita al este con Osborne y al oeste con Ohio.

Por su lado, Cory Mason, alcalde de Racine, anunció la noche de este jueves un toque de queda para todos los menores de 18 años.

No podrán estar en las calles de la localidad entre las 23:00 y las 6:00 horas (hora local) y durante el fin de semana.

Es la respuesta de las autoridades al incremento de la violencia con armas de fuego en Racine.

Un tiroteo “atroz”

Según ha remarcado Mason, “el atroz tiroteo de hoy en un cementerio mientras una familia ya estaba llorando la pérdida de un ser querido es una nueva atrocidad de los autores de la violencia en nuestra comunidad”.

“Hay que poner fin a la violencia, la venganza no es la respuesta. Acabar con la violencia de las armas es la máxima prioridad del Departamento de Policía y de mi Administración”, añadió.

A ese respecto destacó que ha hablado con el Gobernador y el Fiscal General para pedir más recursos para prevenir la violencia.

Agregó que ha dado “instrucciones al Departamento de Policía para que aplique activamente nuestra ordenanza de toque de queda”.

Una excepcionalidad que afecta a los menores “durante el fin de semana. Los menores de 18 años deben estar en casa antes de las once de la noche”, detalló.

Por su parte, Tony Evers, gobernador de Wisconsin, ha señalado en Twitter que se ha mantenido informado del tiroteo.

Asimismo, que se mantiene en contacto con las autoridades del lugar para restar su apoyo.

“Mientras esperamos información adicional, rezamos para que todos los implicados sobrevivan y se recuperen. La violencia armada tiene que parar”, proclamó.

Por último, recordar que el suceso se produce tan solo un día después de que un hombre armado matara a su cirujano y a otras tres personas.

El hecho tuvo lugar en el Hospital Saint Francis de Tulsa, en el estado de Oklahoma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.