Una inconsciente Ayuso enfrenta a todas las CCAA, incluidas las suyas

Semana Santa: una inconsciente Ayuso enfrenta a todas las CCAA, incluidas las suyas

Carolina Darias, ministra de Sanidad, filtró a La Ser el contenido de la propuesta de su Ministerio para frenar el coronavirus cara a Semana Santa. Esto no ha gustado a las Comunidades Autónomas, que se han enterado de ella apenas cinco minutos antes de la reunión del Consejo Interterritorial.

El borrador, que ayer analizó la Comisión de Expertos, contiene una serie de medidas que se aprobará en el próximo encuentro del Consejo después del 8-M. Entre ellas, mantener el cierre perimetral de las regiones y el nivel de alerta de ahora desde el 26 de marzo hasta el 9 de abril.

Es decir, toque de queda desde las 22:00 hasta las 06:00 horas y limitaciones en el número de personas en reuniones, por ejemplo, antes y durante Semana Santa.

En este sentido, el Gobierno de la Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso defiende esperar a fijar ya las medidas. De hecho, Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad madrileño, sostuvo en la reunión del Consejo “valorar la situación epidemiológica con la máxima cercanía a esas fechas”.

“Aún quedan tres semanas, y hay que tener en cuenta también las características de esas vacaciones, y cómo se desarrollan”, explicó. Además, manifestó su sorpresa por “aludir ahora a la unidad en el Consejo Interterritorial”.

“Siempre que Madrid ha propuesto una iniciativa y posteriormente se ha aprobado, ha habido una negativa de entrada”, trasladó. Se refería al uso de mascarillas, test de antígenos en farmacias, control de frontera…

Así, Escudero apeló a la “generosidad”, “buen talante” y “voluntad de llegar a ese acuerdo por parte de la ministra para consensuar ese documento”. En cierto modo exigió que “se escuche la voz de todos y que no se vaya con las conclusiones ya tomadas”.

Sin embargo, Ayuso no consiguió el respaldo de bastantes Comunidades, ni siquiera de su mismo color político, para relajar las medidas restrictivas.

Tal es así que Castilla y León defendió tratar la Semana Santa como otra semana más, sin distinción alguna. O sea, continuar con el cierre perimetral.

Sí respaldaron la opinión de Madrid: Extremadura, Canarias y Baleares, mientras que la Comunidad Valenciana encabeza el grupo de quienes rechazan abrir. Pide mantener las restricciones.

La posición de Darias es mantener los cierres y limitar la movilidad entre regiones. El temor es que una desescalada demasiado rápida se traduzca en una cuarta ola en las semanas siguientes. Y en eso están.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.