Se agrava la represión en Chile y se multiplican las protestas en las calles

Se agrava la represión en Chile y se multiplican las protestas en las calles

Las manifestaciones multitudinarias son las protagonistas del estallido social que se ha desatado en Chile y que ayer, jueves, vivió su segundo día de huelga general. Sebastián Piñera, presidente del país, es absolutamente incapaz de hallar solución a una crisis provocada por las malas condiciones en que vivía la población y que se ha visto colmada con la subida del transporte público.

Los sindicatos de Chile lograron congregar a decenas de miles de ciudadanos en una marcha en Santiago, que tuvo lugar el pasado miércoles. El objetivo de la huelga general en su segundo día (ayer, jueves) era exigir la retirada de los militares de las calles. Esta crisis es la más severa que se ha vivido en el país desde hace tres décadas, y los ciudadanos piden respuestas al Gobierno, respuestas que no llegan.

Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), sindicato más poderoso en el país, ha declarado a la prensa: “Lo que ha hecho hasta ahora el presidente Piñera es polarizar y tensionar el país. Tenemos hoy en las calles a jóvenes con un fusil en las manos contra sus propios compatriotas”.

Lo peor de todo lo acontecido en el país es el balance de víctimas que, según cifras ofrecidas por el Ejecutivo, asciende a 18 fallecidos, entre ellos, un menor. También se ha trasladado que hay 535 personas heridas y 2.410 detenidos, como ha informado el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

A pesar de que las multitudinarias protestas comenzaron el pasado viernes por la subida del billete de metro un 3,75% en Santiago, el origen del malestar ciudadano proviene por las malas condiciones en Sanidad, Educación y, entre otras, por las bajísimas pensiones de un sistema privado que comenzó en la dictadura de Pinochet y aún se mantiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.