La justicia norteamericana exige entregar las pruebas del ‘impeachment’ que dicen tener los demócratas

La justicia norteamericana exige entregar las pruebas del ‘impeachment’ que dicen tener los demócratas

Las pruebas de información relevante sobre Ucrania en el marco de la investigación del impeachment deberán ser entregadas al juez federal estadounidense Christopher Cooper. Así lo ha ordenado al Departamento de Estado, dando un plazo de 30 días para cumplirlo.

Entre esas prueba se incluyen las comunicaciones de Mike Pompeo, secretario de Estado, y de Rudy Giuliani, abogado personal de Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Responde de este modo a la petición de American Oversight.

En opinión de Cooper, no hay ninguna exención que limite la entrega de la correspondencia de Pompeo y Giuliani respecto a Ucrania. En cambio, el Departamento de Estado se negó en esta semana a entregar información “significativa” al grupo parlamentario encargado de las investigaciones para dilucidar la posibilidad del impeachment.

Adam Schiff, Carolyn Maloney y Eliot Engel, líderes de las comisiones de Inteligencia, Supervisión y Asuntos Exteriores, respectivamente, remitieron a John Sullivan, subsecretario de Estado, una carta conjunta solicitando la reconsideración de “la negativa a cumplir con una citación del Congreso como obstrucción a las funciones legales del Congreso y de la investigación del ‘impeachment’”.

N la misiva, señalan que el grupo de trabajo “ha reunido evidencias sobre la relevancia directa de los documentos” que se reclaman al Departamento de Estado. Se trata de “información altamente significativa que concierne a las acusaciones de que el presidente abusó de su poder para obtener un beneficio político personal”.

Hace ahora un mes, el Congreso de Estados Unidos comenzó a valorar en serio llevar a cabo un juicio político contra Trump al conocerse que el presidente mantuvo una conversación telefónica con Volodimir Zelenski, su homólogo de Ucrania, en la que, supuestamente, presionó para que las autoridades judiciales ucranianas investigaran la presunta corrupción de Joe Biden, su más que posible rival  en las presidenciales de 2020, y su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.